Zona del Silencio: magia y misterio

El lugar ubicado entre Coahuila, Chihuahua y Durango encierra varios inexplicables fenómenos
Yohanan Díaz Vargas
10/11/2018 - 11:06

México tiene lugares que por su extrañeza se han convertido en puntos calientes donde las leyendas aseguran que ocurren diversos fenómenos que a la fecha no tienen explicación, como avistamientos de Ovnis y encuentros con seres extraños que tendrían facultades increíbles. 

La Zona del Silencio es sólo uno de estos sitios, que incluso hace una semana se estrenó en las salas de cine la película “Silencio”, bajo la dirección de Lorena Villarreal, que tiene de base la historia del cohete Athena de NASA caído en junio de 1970.

Una zona que está entre Chihuahua, Coahuila y Durango y que se caracteriza por tener fósiles, fragmentos de aerolitos y una especie endémica de tortuga del desierto, así como nopales violáceos de escasa distribución que han servido de base para conferirle a esta zona características sobrenaturales: tales como que desde al entrar al sitio no se podía escuchar la conversación de otras personas, hasta la idea de que hay una base de aterrizaje de extraterrestres interesados en mantener una relación con los mexicanos.

(Foto: Archivo El Gráfico)

CIUDADES FANTASMA. En las escasas poblaciones aledañas hay leyendas que van desde ciudades fantasmas, entradas a mundos intraterrenos, sobrevuelo de extrañas luces que pareciera que están a la búsqueda de algo o alguien, así como la presencia de una joven de cabellos rubios, ojos claros y una ropa muy extraña blanca que se aparece por las noches, pero estamos hablando que en 30 kilómetros a la redonda no hay nada, para que alguien haga acto de presencia, donde se afirma que sus dueños son muy ricos, ya que tienen grandes extensiones de tierra, pero que no son productivas y viven muy pobres.

AVENTURA OVNI. Uno de los casos que más se conocen en la casuística Ovni nacional es la experiencia vivida por periodistas encabezados por el escritor e investigador del fenómeno Ovni, Luis Ramírez Reyes, el 8 de noviembre de 1978, cuando fue enviado a esta región por una televisora en su calidad de jefe de prensa, acompañado de un fotógrafo para informar lo que hacía en ese sitio el equipo de trabajo del programa “60 minutos”; para llegar al lugar donde se realizaría la grabación, se había contratado a un guía, quien no llegó, por lo que se aventuraron en medio del desierto para alcanzar a sus compañeros; minutos después se perdieron, eran cerca del mediodía, “con un sol cayendo a plomo y un calor que cobraba más vida a cada minuto”, dijo Ramírez, quien aseguró que “de la nada”, cuando estaban a punto de darse por vencidos mientras recorrían la zona en un auto compacto, aparecieron tres personas. ¿De dónde salieron? ¿Quiénes eran? “Una vez ante ellos, al lado del camino de terracería, recibimos la recomendación de avanzar a campo traviesa para reunirnos con el grupo. Esto lo hizo uno de los hombres de campo señalando un triángulo dibujado en el suelo. Su aspecto era normal, como todo campesino del norte. Nada indicaba algo ajeno a nuestros sentidos. Nosotros seguimos nuestro camino sorteando habilidosamente los obstáculos de plantas y piedras, y siguiendo las indicaciones de los tres hombres que dejamos atrás. Tiempo después, logramos divisar gente a lo lejos, de quienes llamamos su atención, luego de subirme al toldo del automóvil y que el fotógrafo hiciera señales con las luces y el claxon del carro”.

Ramírez, al relatar su experiencia, nos dijo que nadie les creyó que se hubieran encontrado a alguien que les indicara cómo llegar al lugar de la grabación.

Estados Unidos: vigila a los ovnis

El portal WikiLeaks ha sido muy importante para conocer cables redactados en sedes diplomáticas de Estados Unidos en diversas partes del mundo donde se hace mención de objetos voladores no identificados enviados a la Secretaría de Estado de la Unión Americana para informar en tiempo real sobre hechos que los informantes consideraban muy importantes como los avistamientos Ovni o reuniones de investigadores con algún político.

(Foto: Archivo El Gráfico)

En esta página encontramos un cable fechado el 21 de diciembre de 2007 que deja en claro las investigaciones que realizó la extinta URSS para darle seguimiento a los Ovnis y fenómenos paranormales, y como la embajada de Estados Unidos en Minsk estuvo informada de tal situación dio parte a Washington. Se menciona que el presidente del servicio de inteligencia de la KGB de la antigua República Soviética de Bielorrusia, el general, Yuriy Zhadobin, había dicho que "durante la Unión Soviética existían fondos ilimitados para la investigación Ovni".

Días después se daría a conocer un segundo cable del 30 de enero de 2008 y enviado de la embajada de Estados Unidos en Quito, Ecuador, a Washington, donde el político Augusto Barrera, quien era el enlace entre el poder Ejecutivo y Legislativo, mencionó que hubo una reunión del gobierno con integrantes de un grupo de investigadores Ovni y como "las cosas estaban fuera de control hasta el punto de lo absurdo". 

(Foto: Archivo El Gráfico)

Aquí se hace referencia a las reuniones que tuvo el investigador ecuatoriano y coordinador Nacional de la Comisión Ecuatoriana para la Investigación del Fenómeno Ovni, Jaime Rodríguez, con el entonces presidente, Rafael Correa. Es decir, ante este cúmulo de hechos nos damos cuenta que es increíble la capacidad de reacción que tiene Estados Unidos ante un tema que en lo público no les interesa, pero realmente lo siguen.

(Foto: Archivo El Gráfico)

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK