Las visitas Ovnis del 2018

En este año se dieron más avistamientos en varias zonas del territorio mexicano
Yohanan Díaz Vargas
22/12/2018 - 10:38

Quizá usted se pregunte: ¿Qué nos deja el 2018 en el estudio del fenómeno Ovni? Nos permitió conocer más sobre la naturaleza de los objetos voladores no identificados, así como otros fenómenos que ocurren alrededor de ellos que fueron reportados en varias ciudades de la República y que para entenderlo debemos dividirla en tres grandes regiones que aquí se las explico:

ZONA SUR. Se incrementaron ataques de la Entidad Biológica Anómala, Chupacabras, donde los dueños de los animales manifestaron que los cuerpos tenían dos perforaciones en el cuello no encontrándose sangre en su interior ni alrededor de los cuerpos que estaban tumbados en los corrales. 

Los dueños no escucharon ruido alguno y los perros guardianes sufrieron de estos ataques, lo que nos llevó a reconfirmar que esta misteriosa entidad llegó volando, esto se piensa al no encontrarse ninguna huella en la mayoría de los casos, por lo que estamos frente a una entidad inteligente. Los lugareños se organizaron para cazar a este misterioso ser, pero esos rondines nocturnos no dieron resultados.

ZONA CENTRAL. Cazaovnis reportaron la presencia de extraños objetos voladores captados en visión infrarroja y nocturna, es decir, que a simple vista no se observaban ni producían sonido alguno, nos dimos cuenta que hay un gran interés de estos objetos por estar cerca de nosotros. 

Vivimos un aumento en el número de avistamientos de Ovnis en las inmediaciones del Popocatépetl, gracias a las cámaras de empresas privadas que nos mostraron en tiempo real a extraños objetos voladores con forma alargada, de esfera y de disco que tanto llamaron la atención de los investigadores, un hecho que nos viene a confirmar que a una mayor actividad de este coloso es directamente proporcional a un incremento de ovnis, es un fenómeno que se confirmó también en diversas partes del mundo donde hubo algún volcán activo.

(Foto: Archivo El Gráfico)

No debemos olvidar que desde el pasado 1 de diciembre se incrementó el número de reportes de no identificados, en un cielo muy despejado, lo que nos permitió observar más fácil cualquier objeto extraño, por lo que la ciudadanía toma video o foto y la comparten en sus redes sociales.

(Foto: Archivo El Gráfico)

ZONA NORTE. Muy activa durante este año que termina por la gran oleada Ovni y que los canales de televisión a nivel nacional tomaron interés en la casuística que se vive en Tijuana, Playas de Rosarito, Ensenada y Mexicali. 

Cobró mayor importancia cuando se generó una tremenda polémica entre quienes afirmaban que esos Ovnis eran producto de entrenamientos con bengalas de la Marina estadounidense, el único problema para aceptar esta explicación era que estos objetos luminosos eran observados desde los aviones que se encontraban a 10 mil pies de altura y observados por municipios tan distantes que se encontraban a 80 kilómetros a la redonda, ¿cómo explicar esa parte?

(Foto: Archivo El Gráfico)

Estados Unidos nunca confirmó que eran entrenamientos, a pesar de las presiones de los medios de comunicación y de corroborarse esto la pregunta es ¿qué hacen sobre suelo mexicano?

Estamos ante un auténtica oleada como no se vivía tan intensa desde 1991, ahora somos testigos de las evoluciones de esos objetos voladores anómalos que de una manera impune se desplazan por diversas regiones sin pedir autorización a alguien.

El libro de lo paranormal

Recientemente se dio a conocer en México “El libro de lo paranormal” del escritor colombiano Mario Mendoza, publicado por el sello Diana, donde se presentan experiencias personales, teorías, fenómenos misteriosos y sucesos paranormales bien documentados que sirven como crónicas para los amantes de los enigmas. Se trata de historias cortas que están entrelazadas con casos que han ocurrido en todo el mundo, con lo que el autor confirma que no existe una sola realidad, sino que son diversas y el ser humano ha tenido una relación directa con esas otras realidades.

“Comencé investigando las ciudades subterráneas y la pregunta era saber qué había sucedió en la superficie de nuestro mundo para construir urbes de semejante envergadura como Capadocia en Turquía. Después pasé al tema de las ciudades subterráneas contemporáneas y los búnkers que eran construidos para sobrevivir a un holocausto nuclear y así me fui involucrando con los temas”, dice.

(Foto: Archivo El Gráfico)

sin respuesta. El autor está consciente de que muchas de las preguntas que nos hacemos como ¿existe un más allá que podamos medir y comprobar? o ¿qué hay en un cerebro humano?, no tienen respuesta por el momento. 

Los capítulos incluyen el fenómeno Ovni, paranormal, conspiraciones, misterios de la fe y monjes y maestros, donde aborda los casos de Gurdjieff, Juan Matus, los años perdidos de Jesús, entre otros, que nos llevan a conocer todo lo que implican estos grandes temas que nos han interesado a lo largo de la historia. Nuestro entrevistado nos confiesa que muchos de los temas abordados siguen sin resolver y como le han afirmado los testigos que ha logrado entrevistar “no hay una explicación racional para estos sucesos”.

Mario nos confió que “debemos detenernos a pensar qué está pasando con nuestro mundo, entramos en una bifurcación misteriosa que parece conducirnos a un desastre de gran envergadura”. 

(Foto: Archivo El Gráfico)

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK