Beisbol

Los beisbolistas de Cuba que han llegado a las Grandes Ligas pese a bloqueo

Los peloteros cubanos ya no tendrán que arriesgar la vida cruzando el mar en busca del sueño de las Grandes Ligas
Gabriel Cruz
10/01/2019 - 17:09

Jugar al beisbol en Cuba es algo natural, destacar, también; pero vivir de los batazos no es sencillo. Así que los talentos surgidos en la isla no tardaron en buscar una alternativa para emigrar de su país, donde el bloqueo económico les impedía crecer.

El principal objetivo siempre ha sido el beisbol de las Grandes Ligas, pero los peloteros cubanos tuvieron que alcanzar la Liga de Estados Unidos en condiciones peligrosas.

Yasiel Puig y Yoenis Céspedes son ahora las estrellas cubanas en la 'Gran Carpa', ambos sufrieron para alcanzar ese lugar. Mucho antes que ellos, Bárbaro Garbey debutó con los Tigres de Detroit que ganaron la Serie Mundial de 1984, luego de alcanzar ese territorio con la flotilla de Mariel cuatro años antes. Aunque era una oportunidad destinada para otros cubanos, “las primeras tres veces me reconocieron y me dijeron que no era para mí. La cuarta, el tipo me reconoció, pero me dijo, `¿así que te quieres ir? Pues vete al diablo'”.

(Foto: Archivo El Gráfico)

La llegada de desertores explotó en 1991. El lanzador René Arocha, que estaba en Estados Unidos con su selección, abandonó la delegación en Miami. Rey Ordoñez, por su parte, escaló un cerco cuando dejó el equipo nacional en los Juegos Mundiales Universitarios de 1993 en Buffalo. Mientras que el pitcher Rolando Rojo arribó a Georgia con la selección olímpica cubana en 1996 y se escapó de un hotel. Reapareció en Miami y participó en el Juegos de Estrellas de 1998 con Tampa Bay.

En 1995, la selección cubana entrenaba en México cuando Liván Hernández se escabulló del hotel, dos años después, se convirtió en el jugador más valioso del Clásico de Otoño con Florida. A su medio hermano Orlando, lo marginaron de la pelota cubana tras la partida de Liván, pero huyó en una embarcación en diciembre de 1997. Llegó a las Bahamas y terminó firmando con los Yanquis. Se coronó tres veces campeón con los ‘Mulos’.

(Foto: Archivo El Gráfico)

Yasiel Puig, exestrella de los Dodgers de los Ángeles abandonó Cuba en 2012, después de varios intentos fallidos. Fue sacado de la isla por traficantes asociados a un cartel mexicano de drogas. “Me alegra saber que en el futuro los peloteros cubanos no tendrán ese tipo de odiseas para salir”, valoró.

LA ACTUALIDAD. Otros isleños que desertaron y triunfan en EU son: Yoenis Céspedes, Aroldis Chapman y José Abreu. Céspedes ganó el Derby de Jonrones con la franela de los Atléticos de Oakland; ha conectado 163 vuelacercas y producido más de 500 carreras.

(Foto: Archivo El Gráfico)

Chapman brilló con Cincinati y fue contratado por los Yanquis. Suma 236 juegos salvados desde 2011, con casi 800 abanicados.

Abreu firmó un contrato de 68 millones de dólares por seis años con Medias Blancas.

Historias que a partir del 2019 se repetirán con frecuencia, ya que los peloteros cubanos podrán ser contratados libremente por los equipos de las Grandes Ligas, tras el acuerdo firmado con la Federación Cubana de Beisbol (FCB), pese al bloqueo que aplica EU.

(Foto: Archivo El Gráfico)

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK