Dragon Lee, ante su máximo reto

El 20 de marzo tendrá su gran duelo en la Arena México
26/02/2015 - 06:00

De cara a su primera gran lucha en la arena México, Dragon Lee luce nervioso, sabe que jugarse la incógnita es como arriesgar la vida sobre el cuadrilátero, así que entrena a tope para no caer en la batalla de tapas.

La cita cada vez está más cerca, menos de un mes lo separan de ella, será el 20 de marzo y junto a sus carnales no sale del gimnasio.

“Estoy ocho en el gimnasio con mis maestros y mis hermanos Rush y Místico, me traen en friega. Sé que nada garantiza que gane esa máscara pero dejaré huella en esa lucha”.

Aguarda el momento con la emoción a tope, sin esconderse y hablando todo el tiempo del gran día, “será una noche que me hará temblar. La México impone y en un duelo de este tamaño será todavía más duro, es fácil perderse y cansarse en este ring”.

El pique con el japonés empezó en un match relámpago el año pasado. Dragon no entiende aún cómo fue que todo llegó hasta este punto. “Siento que a él lo mandaron de Japón a humillarme, desde la primera vez que nos enfrentamos se metió con mi máscara. Después, en mano a mano me sangró, las luchas han sido muy recias contra él y en esta ocasión será al máximo, con el orgullo por delante. Me ha roto tres máscaras y me robó dos más. Por eso me atreví a retarlo a este duelo, dudé en firmar pero son las luchas que marcan a un luchador”.

En Kamaitachi reconoce a un gladiador de peligro, igual de temeroso que él pero con algunos años de ventaja sobre el enlonado, “es recio, muy cochino y tramposo, espero que no me sorprenda esta vez, no me puedo meter a su estilo porque pierdo, tengo que llevarlo hacía el mío para ganar”.

Siempre que se enfrentan encienden las gradas, la gente se levanta, los reconoce y aplaude, no hay favorito en el respetable. “Esta lucha llega en el momento adecuado, no tengo por qué esperarme más, lo que él me ha hecho ya es insoportable, nos vemos hasta en la sopa, no lo puego aguantar, espero que la gente entienda, estoy harto de este japonés, de las humillaciones que me ha hecho y por tocar mi máscara lo va a pagar”.

Más allá de la calidad de su rival. Existen dos pendietes que le roban atención al científico: el réferi y los seconds.

“Me tiene preocupado que Okumura se meta en esta lucha. Sé que él irá de second y es muy colmilludo, creo que Místico tiene que apoyarme en la esquina, somos más cercanos, me conoce y nos tenemos mucha confianza”, aseguró.

En cuanto a quién impartirá justicia tiene claro que no quiere a El Tirantes, “el señor me odia y siempre ha estado en contra de mi dinastía, espero que se el Güero Noriega, es neutral y nadie tendrá ventaja.

 

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK