Los partidos mundialistas más polémicos de la historia

Los árbitros y otros factores han sido los principales responsables
25/06/2014 - 05:00

El Mundial de Brasil 2014 podría ser uno de los más polémicos de la historia, debido al papel que han desempeñado algunos árbitros en diferentes encuentros.

Desde el encuentro inicial entre Brasil y Croacia, el equipo local se vio favorecido por el árbitro japonés Yiuchi Nishimura le regaló un penal a los locales e invalidó un gol claro a los croatas.

 

Posteriormente, México también se ha visto afectado por los silbantes ya que ante Camerún, el juez de línea anuló dos goles válidos a Giovani dos Santos; y en el encuentro ante Croacia, el juez central no marcó una mano muy clara dentro del área a favor del Tri.

 

En el partido entre Italia y Uruguay, Marco Antonio Rodríguez pasó por alto una jugada artera de Luis Suárez, que mordió en el hombro al defensa Giorgio Chiellini.

 

Aunque esta no es la primera vez que ocurren situaciones similares en una Copa del Mundo, ya que en 1962 Italia y Chile disputaron uno de los peores partidos de la historia.

 

También conocido como "La batalla de Santiago", Chile logró vencer 2-0 a Italia, pero incluso uno de los jugadores tuvo que ser sacado del estadio por la policía.

En 1966, Inglaterra y Alemania Occidental protagonizaron el primer encuentro futbolístico entre ambos países, después de la Segunda Guerra Mundial.

Durante el partido, el juez de línea validó un gol fantasma a favor de Inglaterra, aunque no influtó directamente en la contundente derrota de los ingleses 4-2.

En 1986, Maradona le dio la victoria a Argentina con un gol que anotó con la mano, misma acción que sería bautizada como "la mano de Dios".

 

Algunos aseguran que esto fue por la presión que sufrió el árbitro, por la reciente guerra entre ambos países por la disputa de las Islas Malvinas.

En el Mundial de 1994, España también fue lastimado por el arbitraje durante el partido contra Italia, ya que a pesar del marcado a favor de la Azzurra, Mauro Tassotti le dio un terrible codazo a Luis Enrique y no fue sancionado.

 

Tres mundiales después, el francés Zinedine Zidán pasó de ser el héroe al villano de Francia, después de ser expulsado en la final ante Italia, por un cabezazo que le propinó a Marco Materazzi.

 

Al final, su equipo logró mantener el empate, pero los Italianos se consagraron en los penaltis como campeones del mundo.

Finalmente, en Sudáfrica 2010, el defensor de Holanda Nigel de Jong le dio una terrible patada de expulsión a Xabi Alonso, pero el árbitro no marcó absolutamente nada. 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK