Hace 33 años se supo que era el VIH

Futbolistas que padecieron VIH

Tres futbolistas que fueron víctimas del SIDA y cuyos casos causaron gran revuelo
Redacción
22/05/2016 - 05:00

Ayer se cumplieron 33 años desde que se descubrió el virus que causa el SIDA. Enfermedad que estremeció al mundo entero por su letalidad incurable.

Los que tenían más riesgo de contagiarse eran los homosexuales y los drogadictos. Pero el SIDA no discriminó por ningún motivo; todos corrían el riesgo por igual.

Hoy en día, a pesar de que aún no se ha encontrado la cura para este virus, ya se pueden vivir muchos años siendo portador con la ayuda de nuevos medicamentos. Afortunadamente los avances científicos han colaborado para mejorar la calidad de vida de las personas.

Sin embargo, como se acaba de mencionar, hace años contagiarse de esta enfermedad equivalía a tener los días contados; y cómo cualquiera podía ser la víctima, no faltaron los futbolistas que perecieron por culpa del fatal virus. Quizás hubo más, pero al menos sólo hay 3 casos conocidos.

El primero de ellos era de nacionalidad brasileña. Su nombre era Gérson Da Silva, nacido en 1965. Su nombre hizo eco en la prensa por primera vez tras su notable desempeño en el mundial sub 20 de 1985 disputado en la Unión Soviética. En ese mismo certamen quedó como líder de goleo y ganó el Balón de Plata como segundo mejor jugador del mundial juvenil. En un partido en el que Brasil derrotó seis goles por cero a la selección colombiana, Gérson anotó tres tantos. Después del torneo pasa por varios equipos del país considerado como la meca del fútbol. Nunca dio el salto a Europa. En septiembre de 1991 ficha por el Internacional de Porto Alegre. Como cabía esperar, rápidamente se hace de renombre y conquista varios títulos. Pero el 30 de Marzo todo cambio. Tras unos estudios rutinarios se descubre que Gérson tiene SIDA. Sin el consentimiento del jugador, la prensa difunde esta información causando gran revuelo en Brasil. Su carrera sólo duró un año más. En 1993 dejó el fútbol debido a su deteriorado estado físico. El 17 de abril su esposa tuvo que suspender la cesárea que había sido programada para su tercer hijo, pues ese mismo día, su esposo enfermo de SIDA fallecé dejando un enorme legado para el fútbol sudamericano.

 

El segundo es Eja Abdulirashid Adams, futbolista nigeriano que falleció sorpresivamente hace diez años. Cuando se supo que la causa había sido el Virus de Inmunodeficiencia Humana, la Federación macedonia abrió una investigación para descubrir si el jugador había contagiado a algunos de sus compañeros. Todos entraron en pánico. Abdulrashid Adams nació en el año de 1980, actuó en la Liga macedonia por varios años, sólo estuvo en tres equipos, el último fue el Vardar de Skopje.

El tercer y último caso corresponde al futbolista brasileño Eduardo Esidio, el cual reveló su condición por cuenta propia. Todo comenzó en 1998 cuando emigró a Perú para jugar al fútbol en el Universitario de Deportes y tras en chequeo en el club se descubrió que estaba contagiado de VIH. Regresó a su país completamente devastado pidiendo a Dios que el avión en el que iba se cayera. Tenía ganas de morirse. Cada vez que su fortaleza le daba puntos a favor la realidad se los arrebataba dejándolo cada vez peor. El equipo Peruano decidió rescindir el contrato del jugador. Se dijo una mentira para el resto: que Esidio tenía problemas familiares y que lo más conveniente era que regresara a su País. Permaneció en silencio mucho tiempo, evitando a la prensa de su país, hasta que un día decidió confesar sus sentimientos al respecto. "Pasé momentos muy malos, viví los días más difíciles de mi vida. Fue terrible. La primera semana fue fatal. Mi padre, cuando se enteró, se puso muy mal", confesó. También descubrió que aquellos que decían ser sus amigos en realidad no lo eran. Muchos le dieron la espalda cuando se supo que tenía la enfermedad. El mismo entrenador de la selección peruana del aquel entonces, Juan Carlos Oblitas, declaró que “Si yo soy defensor y tengo que saltar a cabecear con Esidio, simplemente no lo hago.”

Sin embargo, a diferencia de los casos anteriores el de Esidio conmueve de felicidad, puesto que nunca se echó para atrás y logró derrotar a la enfermedad: el día de hoy sigue vivo. Ganó 3 títulos de liga con Universitario Deportes; un título de goleo en Perú; segundo lugar como goleador mundial y culminó su sobresaliente carrera deportiva con otro título para Alianza Lima. Actualmente, sigue siendo el máximo goleador extranjero.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK