El día que Jordan fue envenenado

Hace casi 15 años, el ex astro de los Toros de Chicago dio una de las mejores actuaciones de su carrera, pese a que su vida se encontraba en peligro
19/04/2013 - 06:25

11 de junio de 1997, una fecha que los amantes de la NBA, sobre todo los fieles seguidores de los Toros de Chicago y de Michael Jordan jamás olvidarán…

Aquel día, Toros y Utah celebraron el quinto partido de la final de la temporada 1996-1997. La serie se encontraba empatada, con dos victorias para cada uno de los bandos. Ese juego era crucial para los entonces dirigidos por Phill Jackson, quienes buscaban ansiosos el bicampeonato.

Esa noche, Michael Jordan se convirtió en el héroe de la noche, pues anotó 38 puntos, dio cinco asistencias y se adueñó de siete rebotes. Lo increíble de todo eso es que horas antes del encuentro, los medios de comunicación dieron a conocer que “El Rey” padecía una terrible gripe, lo cual lo tenía en cama con 39 grados de temperatura.

Pese a la enfermedad, Jordan salió airoso de este duelo, dando una de sus mejores actuaciones de toda su carrera en lo que la gente llama popularmente “el partido de la gripe”.

 

Años más tarde de este evento histórico, los rumores comenzaron a circular respecto a la veracidad de aquella historia. Algunos afirman que Michael jamás estuvo enfermo de gripe y que la debilidad física que mostró dentro de la duela fue producto de una “noche loca”, llena de drogas y alcohol.

Ante tales acusaciones, a 15 años de este partido histórico, Tim Grover, quien fuera entrenador personal del número 23 de los Toros, develó la verdad de lo que ocurrió aquella noche en Salt Lake City: Jordan había ido ¡envenenado!

“Michael tenía hambre, así que pedimos una pizza. Llevábamos días allí, todo el mundo sabía en qué hotel estábamos… Cinco tipos trajeron la pizza y me dio muy mala sensación. De todos los que estábamos en la habitación, sólo comió él (Jordan). Nadie más… A las dos de la madrugada, recibí una llamada en la habitación para que fuera a la suya. (Jordan) Estaba en posición fetal. Llamamos al médico del equipo. Inmediatamente dije que era una intoxicación alimentaria, no la gripe", explicó Grover.

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK