La canasta que obligó a cambiar las reglas del baloncesto

Antes de una auto-canasta, no se había aclarado nada al respecto en el reglamento
18/08/2013 - 06:01

Se disputaba el partido de ida de cuartos de final de la Copa de Europa de basquetbol en enero de 1962, se enfrentaban el Ignis Varese y el Real Madrid.

Dos mil aficionados gritaban eufóricos apoyando a su equipo favorito. Faltando 2 segundos para acabar el partido, el marcador registraba un empate a 80 puntos.

En esta época los enfrentamientos eran con dos partidos, de ida y de vuelta, pasando a la siguiente eliminatoria el equipo que sumara más puntos en los dos partidos.

A los dos segundos de terminar el partido de ida y con un empate a 80 puntos, el Real Madrid ya tenía varios lesionados en el equipo, por lo que una prórroga para el desempate sería catastrófica para los madrileños. ¿Por qué? Una prórroga para el desempate presentaría a un cuadro italiano completo y a un equipo blanco muy debilitado.

La decisión fue fácil, el Real Madrid decidió meterse una canasta a su propia red y perder sólo por 2 puntos en lugar de arresgarse a perder por una mayor diferencia.

Lorenzo Alocén se convirtió en el protagonista de una de las jugadas más famosas de la historia del baloncesto, una “autocanasta” suya para evitar exponer muchos puntos en la prórroga. Algo que le pidió el entrenador Pedro Ferrándiz.

Al momento de meter la autocanasta, los ingenuos aficionados italianos estallaron en júbilo, y para disimular, los madrileños le reclamaron a Lorenzo; quienes no cayeron en la trampa fueron los italianos, pues protestaron aquella jugada.

Para el partido de vuelta, los jugadores del Real Madrid se habían recuperado de sus lesiones y se vieron muy superiores ante el Pallacanestro Varese.

El Pallacanestro protestó ante la FIBA, pues consideraba la acción del Real Madrid como una medida antideportiva.

En el partido de vuelta, el Madrid había decidido la eliminatoria ganando por 83-62.

Este histórico partido obligó a cambiar el reglamento del baloncesto unos meses más tarde por la FIBA:

“La autocanasta anotada en los últimos instantes de un partido que evite un empate como resultado final, comportará la inmediata descalificación del equipo durante dos años y multa de mil dólares.”

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK