Futbolistas: Más pasión por el alcohol que el balón

Jugadores intentan juntar el deporte con el alcohol y los lleva a perder la vida, al retiro prematuro, sólo algunos salen vivos
16/07/2015 - 05:00

No cabe duda que el futbol y el alcohol son dos caminos que son muy peligrosos cuando se juntan. En la historia del balompié, muchos jugadores lo han intentado, pero la mayoría terminan lisiados, retirados, en el panteón y sólo algunos viven para contar su experiencia.

Uno de ese pequeño grupo de sobrevivientes es Manuel Manzo, quien en 1979, cuando jugaba para el cuadro Huracanes de Houston, en Estados Unidos, se tiró un clavado a la alberca en estado de ebriedad, se golpeó la cabeza y quedó inmovilizado de piernas y brazos. Afortunadamente para él, lo sacaron antes de ahogarse, así se puede leer en su biografía llamada Infierno y gloria de un futbolista.

Gracias a su fortaleza física y a la ayuda profesional que recibió, tuvo buena rehabilitación, salió campeón con Pumas en 1981.

En la actualidad se dedica a dar conferencias a los diferentes grupos que ayudan a rescatar a gente alcohólica.

INCURABLE Y MORTAL.  Octavio Rivas, sicólogo deportivo, comentó que el gran error de los deportistas es creer que el alcoholismo es sólo un vicio que se puede controlar.

“En mi opinión, muchos millones de humanos se están matando, pero siguen diciendo que el alcoholismo es un vicio y qué vicio ni qué nada: Es una enfermedad incurable, progresiva y mortal”, señaló.

Rivas confesó que a él le tocó atender a Manuel Manzo en su recuperación y recordó una pequeña parte de la terapia que hizo con el ex seleccionado mexicano.

DEBEN TOCAR FONDO. Arturo Vidal, jugador de la selección chilena, hace unas semanas estuvo a punto de perder la vida por manejar borracho.

Esta situación también es analizada por el especialista, quien aseguró que espera que haya aprendido la lección, aunque muchas veces la fama y el dinero los llevan a ignorar los consejos que les da la gente.

“La fama y el dinero, que aparentemente son equivalente al éxito, buscan, quienes lo consiguen, compensar con sus carencias infantiles, pero nunca lo logran y de allí vienen las desgracias”, aseguró.

De inmediato, cuenta una anécdota que le sucedió cuando quiso ayudar a un jugador alcohólico.

“En los grupos de Alcohólicos Anónimos (AA) yo le decía a alguien de allí: ‘Oye, hay un futbolista que está chupando mucho, por qué no lo ayudamos’ y me contestó: ‘¿Qué te pasa?, te va a mandar al diablo. Ahorita tiene el dinero del mundo, las mujeres que quiere, los coches que se le antojan. Te van a decir, ¿qué te pasa, infeliz?’ y desafortunadamente tenía razón”.

GRAN PÉRDIDA. El miércoles 10 noviembre de 1999 la vida le cambió a César Andrade. El entonces jugador del Atlas tomó la decisión de ir a tomar unos tragos y luego retirarse a dormir para entrenar al otro día.

Pero el alcohol le jugó una mala pasada: Con unas copas de más decidió manejar su auto, pero en el camino impactó contra un muro de contención. El saldo fue dos lesionados de gravedad, un carro destruido y una pierna lesionada.

“La vida cambia de un momento a otro. Aquella vez estaba triste y decidí ir a echar unos tragos. Tenía 21 años. Llegué al antro. Seguí tomando. No recuerdo más. En el siguiente despertar todo era diferente. Estaba en el hospital... Levanté la colcha y mi pierna derecha ya no estaba. Ya nada fue igual. Empecé a conocer la tristeza y el dolor, el alcohol me quitó mi pierna”, afirmó hace unos meses.

UNA LLAMADA A TIEMPO. Enrique López Zarza admitió que cuando fue joven se vio tentado por este mal y explicó cómo pasó esa situación.

“En su momento uno comete excesos. Tampoco hay que pregonar con bandera de santo. Nosotros vivimos también la etapa de ser figura, de tener acceso a ese tipo de recursos. El futbolista es como el artista, al cual se le pega mucha gente que en lugar de beneficiarlo, lo afecta en su profesión y en su manera de crecer íntegramente”.

NO GIRA EL TROMPO. Juan El Trompo Carreño fue el que anotó el primer gol de México en la historia de los Mundiales. Pero en 1939, el General Núñez, dueño del Atlante, lo corrió por borracho, pues se cansaba mucho durante los juegos y a los 31 años falleció.

Aunque Manuel Negrete, ex seleccionado mexicano, sólo sabe la historia de El Trompo Carreño, mencionó que a él le tocó orientar a jugadores fiesteros en sus tiempos en el Tri: “No directamente, pero me han tocado jugadores que eran medio ‘reventadones’. Me los ponían en mi cuarto, sobre todo en Selección, para que los aconsejara”, destacó.

En ese sentido, Luis Flores afirmó: “Los futbolistas somos ejemplos de muchas generaciones. Él (Vidal) lo sabe perfectamente y se disculpó. Esas experiencias le van a servir a él y a muchos jugadores que quieran destacar a nivel profesional”, finalizó el ex jugador de Pumas.

FRASE: “Los jugadores no entienden que el futbol es su presente y su futuro”

MANUEL NEGRETE, ex jugador de Pumas

ENTÉRATE: Estampa su tragedia. César Andrade escribió su accidente en su libro: El partido más difícil de mi vida.

 

 

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK