¡Juego por la diversidad!

NBA se jugará en Nueva Orleans y no en Charlotte, por discriminación

(Foto: Cortesía NBA)
El NBA All Stars se jugará este fin de semana en Nueva Orleans, en protesta porque en Charlotte discriminan a la comunidad con preferencias sexuales diferentes
Enrique Gutiérrez
16/02/2017 - 18:45

 

Por Enrique Gutiérrez, enviado.

NUEVA ORLEANS.- Este fin de semana se llevará al cabo el 66 Juego de Estrellas de la National Basketball Association (NBA), que le quitó la sede a Charlotte para dársela a Nueva Orleans por una ley discriminatoria contra la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual (LGBTTTI).

De tal modo, el duelo de mitad de temporada será algo muy especial, pues además de que se llevará al cabo en pleno mardi gras también celebra el espíritu incluyente de la Liga, que por ninguna circunstancia permitió que la ley HB2 (House Bill 2) discriminara a dicha comunidad.

Así, el pabellón donde juegan los Pelícansos, el Smoothie King Center, será el que acogerá el evento del 17 al 19 de febrero, con Giannis Antetokounmpo (Bucks), Jimmy Butler (Bulls), DeMar DeRozan (Raptors) y los campeones Kyrie Irving y LeBron James (Cavaliers) como los estelares de la Conferencia Este.

En la Oeste, quienes iniciarán son Stephen Curry y Kevin Durant de los subcampeones Warriors, Anthony Davis (Pelícanos), James Harden (Rockets) y el sorprendente Kawhi Leonard (Spurs).

Pero más allá de lo que pase en la duela en este duelo que marca la mitad de la temporada de la mejor liga de basquetbol del mundo, lo importante es el aspecto social que ha tomado. La NBA advirtió a las autoridades de Charlotte respecto a esa controvertida ley y no hicieron nada, por lo que tomó esa decisión de manera tan tajante que, incluso, sorprendió a sus propios jugadores.

En pleno Siglo 21, una de las asociaciones con más sentido social y democrático del mundo se negó así a ser paciente ante el movimiento legislativo que se producía en North Carolina.

Desde su gobierno, pasaban por encima de la ordenanza municipal de Charlotte que combatía la discriminación por preferencia o identidad sexual, activando la polémica ley HB2.

Adam Silver no se arrugó y mejor optó por enfangarse en la defensa de los derechos de la comunidad LGTB y Charlotte perdió el All-Star de 2017, que recayó entonces en Nueva Orleans, que por tercera vez organizará un evento de este tipo.

La primera fue en 2008, con victoria del Este con LeBron James como MVP y la última en 2014, también con victoria del Este y el MVP fue para Kyrie Irving, juego efectuado con motivo del huracán Katrina, que arrasó con el sur del país y se ensañó especialmente con esta ciudad.

Ahora, esta conquista en 2017 supone una alegría para esa ciudad, ya que previamente han fracasado en sus dos últimas propuestas para ser sede de la Super Bowl, así como para organizar alguna de las Final Fours de la NCAA.

Como sea, la tercera fue la vencida y este fin de semana finalmente podremos disfrutar de un espectáculo sin precedente, al menos a nivel social: La reivindicación que el deporte es unión y hoy y siempre está y deberá estar más allá de cualquier política.

FRASE

"Abrazamos nuestro rico legado cultural y vemos la diversidad como una virtud"

John B. Edwards, gobernador de Louisiana

ENTÉRATE

El All-Star 2017 dará comienzo el 17 de febrero con el Rising Stars Challenge, seguido por la jornada de concursos el día 18 y finalizando con el All-Star Game del 19 de febrero.

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK