Pleito en el vestidor del Bayern Múnich

Franck Ribery aseguró que no volverá a dirigirle la palabra a su compañero de vestidor, Jerome Boateng, por arrojarle un vaso lleno de cerveza
13/05/2013 - 11:46

El fin de semana pasado se jugó la penúltima fecha de la Bundesliga, en donde el Bayern Múnich se coronó como campeón de Alemania hace ya varias semanas, aunque oficialmente recibió el título de monarca el sábado en su casa.

El conjunto dirigido por Jupp Heynckes se despidió de sus aficionados en su casa, el Allianz Arena, recibiendo la visita del Augsburgo, quienes fueron víctimas de la aplanadora roja, quienes terminaron sumando una victoria más en esta temporada, imponiéndose por un contundente tres por cero.

Al término del encuentro, los directivos de la federación alemana y los encargados de la liga entregaron al Bayern Múnich el reconocimiento que los acredita como campeones, lo cual desató la locura entre los jugadores de este club, quienes brincaron, cantaron y corrieron sin parar en el estadio.

Como ya es costumbre en los equipos alemanes, los ganadores festejaron con enormes yardas de cerveza, las cuales terminaron arrojándoselas entre ellos y a cualquier persona que estuviera dentro del terreno de juego.

De acuerdo a dailymail.co.uk, quien pidió no ser parte de este tipo de festejos fue Franck Ribery, quien al practicar la religión musulmana, debe mantenerse alejado de las bebidas alcohólicas.

Parece que la petición del francés no fue tomada en cuenta por sus compañeros, ya que Jerome Boateng tomó por sorpresa a Ribery, al llegarle por detrás y vertirle por completo un gran vaso de cerveza, algo que enfureció al centrocampista.

“No voy a volverle a hablar a Boateng; él sabe que soy musulmán y que tengo prohibido este tipo de cosas, estoy muy molesto con él”, comentó Franck a un grupo de periodistas que se encontraban en el campo.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK