Promesas de Brasil que no se cumplieron para el Mundial

Esto podría afectar considerablemente el desarrollo de la competencia
12/06/2014 - 05:00

Cuando Brasil resultó ganador para recibir el Mundial, el gobierno hizo muchas promesas que en un inicio resultaron sorprendentes y generaron una enorme espectativa en los aficionados locales y en todo el mundo.

Pero desafortunadamente, el inicio de este torneo se ha visto opacado debido a las múltiples fallas en la logística del evento, así como en estadios, hoteles y la infraestructura para llevarlo a cabo.

Una prueba de ello es lo que ocurrió con diferentes estadios que aún no han sido terminados, sin contar las manifestaciones, huelgas y los niveles de inseguridad que se han registrado los últimos días.

A pesar de que la FIFA y Dilma Rousseff han preferido no hablar del tema, varios medios locales e internacionales no lo han pasado por alto.

Tal es el caso del aeropuerto internacional Tom Jobim, de Río de Janeiro, que ha tenido múltiples fallas en sus instalaciones.

De acuerdo con La Nación, algunos especialistas consideran que difícilmente va a poder recibir a los miles de turistas que pretenden arribar a la ciudad para disfrutar el Mundial.

Algunos de los pasajeros que han arribado a este lugar se han quejado por el "mal servicio", escaleras eléctricas fuera de servicio, baños en mal estado y salas de espera muy pequeñas.

Otra de las grandes promesas que se hizo fue en relación a la seguridad de los visitantes, ya que algunos de los estadios se encuentran en zonas que han sido consideradas de "alto riesgo", por especialistas en seguridad.

Para prueba de ello fue lo ocurrido a principio de semana, cuando un grupo de aficionados colombianos fueron asaltados mientras se disponían a ver uno de los entrenamientos de su selección.

De acuerdo con La Crónica, Safet Susic, el técnico de Bosnia también fue blanco de la delincuencia en Sao Paulo, aunque por fortuna la policía logró impedir que fuera despojado de sus pertenencias.

Además, estadios como la Arena Corinthians, uno de los estadios que más juegos recibirá durante la competencia, tampoco ha sido terminado.

De acuerdo con Terra, de los 40 mil lugares que prometía el inmueble, los retrasos obligaron a que su capacidad se redujera a poco más de 36 mil, lo que dejará sin lugar a miles de aficionados que ya habían comprado sus entradas.

Otro aspecto que han manifestado algunos equipos es su preocupación por el césped de las canchas, ya que debido a la urgencia de las obras, algunos han señalado que no estará en óptimas condiciones.

En el aspecto social, el discurso de la presidenta desde hace varios meses también ha originado críticas en los ciudadanos brasileños, quienes han decidido realizar protestas constantes en diferentes ciudades.

Aunque Rousseff asegura que el gasto realizado para recibir la Copa fue en beneficio de los brasileños, las cifras de pobreza y desempleo han ofrecido una perspectiva diferente a la población.

De acuerdo con El Universal, este es el mundial más caro de la historia, el que más expectativas ha generado y el que podría ser uno de los fracasos más grandes.

Si bien es cierto que una vez que se de la patada inicial, las fallas y malos funcionamientos quedarán lejos de los reflectores con el primer triunfo de Brasil.

Otro dato que ha causado gran indignación en la sociedad es el hecho de que el gasto público realizado para este Mundial, ha superado 212 veces lo que la administración de Dilma Rousseff ha invertido en educación y salud.

Es por ello, que esta Copa del Mundo ha comenzado a ser señalada como la de las "promesas que nunca llegaron", tanto para los aficionados locales, como para aquellos que viajarán para disfrutar de la máxima fiesta de futbol.

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK