No hubo medalla

Río 2016: Día sin fortuna para mexicanos en Juegos Olímpicos

Sigue sin caer la primera medalla para México en los Juegos Olímpicos de Río
08/08/2016 - 21:55

Este día entraron en actividad diversos atletas mexicanos, pero desafortunadamente ninguno pudo darle a México su primera medalla en Río 2016.

ILUSIÓN HUNDIDA

Los clavadistas Iván García y Germán Sánchez representaban una de las más sólidas esperanzas de medalla para México. No pudo ser.

China ganó otro oro y los subcampeones aztecas de Londres 2012 resbalaron hasta el quinto sitio en su debut en la plataforma de diez metros.

Y junto con ellos se hundió la ilusión del primer podio para la nación tricolor en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Para los mexicanos fue una tarde de nubarrones dentro y fuera del agua en la piscina al aire libre del Centro Acuático Maria Lenk.

Los chinos Chen Aisen y Lin Yue sumaron 496. 98 puntos para colgarse la presea áurea. La plata fue para los estadounidenses David Boudia y Steele Johnson y el bronce para los británicos Thomas Daley y Daniel Goodfellow.

A medida que Chen y Lin mostraban su maestría, los aplausos se iban concentrando en los favoritos. De pie en lo alto de la plataforma, en sus vueltas, giros y entrando al agua casi sin salpicar, los chinos parecían dos siluetas calcadas.

No así El Pollo García y Duva Sánchez, quienes se vieron disparejos por momentos y obtuvieron sus notas más bajas en el cuarto y sexto clavado.

El primer error les significó caer del cuarto lugar que tuvieron la mayor parte de la competencia al quinto, del cual ya no pudieron moverse.

Para los mexicanos fue un pésimo resultado. Quedaron a 73.68 puntos de los chinos, que partían como favoritos y que lograron incluso la calificación de 10 de algunos jueces.

“YA TENGO UNA MEDALLA”. Tras su actuación, Iván García comentó: “Las cosas no se dieron. No lo veo como fracaso, porque al que diga que es un fracaso lo invito a que se suba diez metros y se aviente”.

Los jueces no tuvieron piedad con los medallistas de plata en Londres. En el último salto, en el cual presentaron el mayor grado de dificultad de todos los competidores (3.8), les pusieron un 5.5 entre sus notas. En el cuarto les dieron varios seis.

García explicó: “Mi vida no se acaba aquí. Mañana la gente se olvidará de mí, de qué gané o qué perdí, y sigue mi vida normal. Ya tengo una medalla, hay que sobreponerse”.

Y abundó: “Soy el clavadista con el mayor grado de dificultad del mundo y de la historia, creo, en Juegos Olímpicos; eso me da un extra para pelear en la competencia individual (10 metros plataforma)”.

“Estoy tranquilo, poca gente me puede reclamar algo. Muchos saben lo mucho que me costó estar aquí”, refirió por su parte Germán Sánchez.

Los clavados son la disciplina que más medallas le ha dado a México (13). Ayer, los mexicanos no pudieron extender esa ganadora tradición.

 

ADIÓ ENTRE LÁGRIMAS

La arquera mexicana Aída Román, plata en Londres 2012 y gran aspirante de México para sumar medallas en los Juegos de Río, fue eliminada de forma sorpresiva en la primera ronda por la moldava Mirca Alexandra en cinco sets.

Mirca se impuso por 6-4 en un duelo celebrado en el Sambódromo, con puntaje de 27-25, 25-29, 28-25, 26-26 y 27-27, para frustrar los planes de Román de obtener otro podio olímpico, tras la eliminación del domingo en la prueba femenina por equipos.

“Lamento no poder llevarles otra medalla, pero estoy contenta porque hice mi mejor esfuerzo”, declaró Román, quien estuvo acompañada de su familia en Río de Janeiro.

“Me ha costado mucho trabajo el viento. Donde entrenamos no hay viento. Pero así es el tiro con arco”, explicó la arquera, que contuvo el llanto durante la entrevista con la prensa, pero que al fundirse en un abrazo con su mamá rompió a llorar ante un resultado muy decepcionante.

La arquera, que se mostró altiva el domingo al asegurar que “no le debo nada a nadie”, vio esfumamarse en dos días el trabajo de cuatro años, con el agravante de un desempeño personal muy decepcionante.

Este domingo su irregularidad provocó la salida del equipo femenino cuando, tras ganar dos sets, lo tenía todo de cara para vencer a Taiwán, que al final acabó imponiéndose.

Y ayer siempre estuvo atrás de la moldava Alexandra, una rival a quien todo el mundo daba por hecho que Román vencería.

Al preguntarle que si esta doble eliminación pone en duda su posible participación en Tokio 2020, Aída Román sintetizó que es “momento de reflexionar”.

Y añadió: “Me voy tranquila, hice mi mejor esfuerzo. Voy a llegar a México y ya pensaré qué se viene, no lo sé la verdad. No lo sé qué venga”.

México tiene ahora puestas sus esperanzas en Ernesto Boardman, Alejandra Valencia y en la debutante Gabriela Bayardo, quizá la más regular de las tres arqueras en Río 2016.

Boardman disputa este martes su ronda ante el cubano Adrián Puentes Pérez, mientras Valencia y Bayardo se jugarán la clasificación mañana ante la georgiana Yuliya Lobhenidze y con la bangladeshí Ray Shamoli, respectivamente.

ME DUELE EL CORAZÓN, NO LOS GOLPES: JOSELITO

El boxeador mexicano Joselito Velázquez aseguró que en su pelea perdida con Hasanboy Dusmatov, de Usbekistán, solo faltó que el rival lo besara porque lo abrazó toda la pelea y el árbitro no hizo nada por evitarlo.

“Solo faltó que el uzbeko me diera un beso. El oficial le dijo tres veces que era la última en que le advertía que no abrazara pero jamás hizo nada y no pude boxear”, se quejó Velázquez, superado por votación unánime.

“No me duelen las huellas de los golpes sino el corazón, porque di lo mejor de mí”, añadió Joselito. “Ese hombre estuvo tres veces a punto de herirme con un cabezazo y no lo amonestaron”.

En la pelea más sucia de lo que va del torneo olímpico de pugilismo, Dusmatov desarrolló un boxeo escurridizo que enredó al mexicano, imposibilitado de hacer su mejor boxeo.

Los jueces que votaron a favor de Hasanboy Dusmatov, en un pleito de pocos impactos válidos y en la que el uzbeko tuvo libertad para violar el reglamento sin ser descalificado.

A la derrota de Velázquez, doble campeón de los Juegos Panamericanos, se sumó el revés del welter Juan Pablo Romero, que fue eliminado por el italiano Vincenzo Mangiacapre.

Romero ganó el primer round por la mínima en una pelea deslucida en la que ambos rivales fallaron; en el segundo, Mangiacapre emparejó las acciones y en el tercero el italiano recibió el veredicto de los jueces en un pleito cerrado en el que ninguno de los dos mostró demasiado.

México mantiene en el torneo a tres púgiles: el peso mediano Misael Rodríguez, quien enfrentará hoy al iraquí Waheed Karaawi; el ligero welter Raúl Curiel, que mañana se mide al chino Qianxun Hu; y el mosca Elías Emigdio, rival del mongol Enkh Kharkhuu el día 13.

También quedaron fuera las esgrimistas Úrsula González, Tania Arrayales y Julieta Toledo; los tenistas Santiago González y Miguel Reyes, así como la pedalista Caro Rodríguez, sitio 50 en ruta.

 

 

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK