¡Hola dictadura!

Vie, 31/10/2014 - 05:00

La resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra la consulta energética demuestra la putrefacción de las instituciones y la existencia real de una dictadura. Es indignante que en el contexto nacional seguido de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, la SCJN concrete la desaparición jurídica de la ciudadanía al negarle el derecho a emitir su opinión sobre temas de trascendencia nacional.

Hace unos meses los diputados que aprobaron las reformas de Enrique Peña Nieto recibieron un millón de pesos, ¿qué le prometieron a los ministros? para sepultar la posibilidad de que se realizara la consulta sobre el tema energético.

La mafia secuestró al poder Ejecutivo, luego al Legislativo y ahora al Judicial. La resolución de la Corte evidencia que la corrupción ha llegado a los niveles más altos de la historia de México.

La actuación de los ministros de la Corte revela la existencia de una corrupción financiera que subordina y convierte en entelequias a los supuestos poderes del Estado que son incapaces de tomar decisiones soberanas. Al parecer, los verdaderos poderes son Exxon, Chevron y Repsol.

Con los criterios miserables de la Corte no podría haber consulta sobre ningún tema porque todo, absolutamente todo, se materializa sobre el presupuesto: el incremento al salario, la aplicación de un programa social, los ingresos de los gobernantes y el número de diputados. Con esto se confirma que la Corte es un instrumento político y no un órgano de justicia.

La decisión de la SCJN deja claro que el sistema está cerrando todas las válvulas institucionales de canalización del descontento social. La descomposición se agudizará.

Pese a este duro escenario es importante que la ciudadanía no deje de luchar por sus derechos. La apatía, el derrotismo y el conformismo son el principal aliciente de la impunidad para el poder político.

También, la resolución de la Corte demuestra que la Ley de Consulta Popular nació como letra muerta y es otra expresión de las negociaciones vacías entre los que dan todo a cambio de migajas; entre quienes dejaron pasar la reforma energética a cambio de leyes inútiles.

La decisión de la Corte es de una irresponsabilidad extrema y demuestra que sí hay culpables de la descomposición que vive el país, entre ellos los propios ministros.

Los procesos de cambio son largos. A veces duran generaciones pero al final triunfan. Así nos lo muestra la historia nacional: Morelos nunca se desanimó y al final triunfó su causa. Lo mismo ocurrió con Juárez, Flores Magón, Francisco Villa y Emiliano Zapata. La injusticia es el principal aliciente para la lucha pacífica. Más tarde que temprano va a haber un cambio para bien en México y este sistema injusto y cruel será abolido por la vía pacífica.

EDICIÓN

CDMX

19/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/08/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES