El país de los pobres

Mié, 31/07/2013 - 05:00

Aquí, en el país de los pobres, donde casi la mitad de la población, 53.3 millones de habitantes, padece carencias de vivienda, alimentación y educación, la clase política justifica su bienestar con una secuencia de enfrentamientos entre grupos. El resultado es el fracaso de las últimas generaciones, al menos, de los sectores que tuvieron conciencia de la dañina desigualdad nacional.

Estar pobre ha perdido toda urgencia frente a la necesidad de salvar la vida, en el actual esquema de violencia, que ha cobrado decenas de miles de vidas de inocentes, cobradas por las balas cruzadas entre criminales, y de éstos contra las fuerzas del Estado.

Sin embargo, se han gastado billones, sí, billones de pesos, en el combate a la pobreza en todos sus grados, y de ese gasto estratosférico, con cargo a la riqueza petrolera, se han cometido fraudes y abusos sin medida, lo cual quiere decir, sin sanción contra quienes cometieron delitos penales a costa de los más necesitados.

Al final de su gobierno, José López Portillo lloraba al pedir perdón a los pobres, “por no haber podido sacarlos de su postración”. Los bisnietos de aquellos que ni se enteraron del dolor de aquel Presidente, hoy carecen de probabilidades de alcanzar buena calidad de vida.

Enrique Peña Nieto hablaba en campaña de cambiar la situación de pobreza en bienestar, no de administrar el estado de carencias de la gente. Para alcanzar esa meta, el mandatario federal tiene a su servicio todo el gabinete, toda la administración pública.

Al final del sexenio, sólo Enrique Peña Nieto será el responsable ante la nación de los resultados del combate a la pobreza. Nada tendrá que responder Rosario Robles, quien sólo es su colaboradora como secretaria de Desarrollo Social, encargada de —qué raro— administrar, eso, administrar tan sólo la cuestión contra la desigualdad.

Si Peña Nieto apuesta a alcanzar un país de clases medias, elevar el nivel de vida de millones en el país, y la meta está condicionada a la reforma hacendaria y energética, está perdido. Y la historia no lo absolverá. Debe aplicar táctica y estrategias extremas, que no se ven...

ASTILLAS DE VIDRIO.— El asesinato del vicealmirante de la Armada Carlos Salazar Ramonet obliga a las fuerzas armadas, encabezadas por los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y de la Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, a recuperar Michoacán, bajo control de Los Caballeros Templarios, encabezados por Servando Gómez Martínez, llamado La Tuta. Conclusión: acabó una primera etapa del combate al crimen en este gobierno. ¿Qué sigue? La respuesta es cuestión del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong...

OSCURIDAD.— Sale a declarar Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, y dice un mensaje confuso sobre la reforma energética, tema en el que al gobierno federal le falta brújula. ¿Qué esperan para ponerse las pilas?...

VITRAL SOCIAL.— Hipertensión arterial y diabetes son enfermedades crónicas con alto impacto en la salud de las personas, en el bienestar de sus familias y en las finanzas públicas. Los laboratorios farmacéuticos ganan miles de millones de pesos al año a costa de estos males…

EDICIÓN

CDMX

20/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

20/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

20/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

20/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES