Un viaje con diabetes

Mié, 30/10/2013 - 05:00

Las personas que viven con diabetes tienen que ser disciplinadas todos los días, incluso cuando salen de viaje por negocios, estudios o descanso, ya que un descuido puede significar una pesadilla, y para tener la fiesta en paz deben mantener sus niveles adecuados de glucosa en sangre.

En un complejo panorama, las autoridades sanitarias han puesto en marcha una estrategia nacional de prevención y control de la enfermedad, en lo que es una emergencia de salud pública, al ser la diabetes una de las principales causas de mortalidad.

Acción determinante

Más allá de los días de viaje, una alianza de las farmacéuticas Boehringer Ingelheim y Eli Lilly busca fortalecer su capacidad de respuesta y brindar a los más de 7 millones de mexicanos con diabetes mellitus tipo 2 opciones de tratamiento más seguras y eficaces.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública de México, 93.7% de los pacientes no alcanzan sus objetivos glucémicos (presencia de azúcar en sangre) con los tratamientos actuales.

Todo tiene que ver con el inadecuado control de la diabetes, que ocasiona que al menos siete de cada 10 enfermos estén en alto riesgo de sufrir ceguera, pérdida de toda sensación en la piel, así como la amputación de alguna extremidad.

De ahí la importancia del cuidado de los pacientes mientras viajen, ya que es cuando se registra un aumento en casos de ingresos hospitalarios por cambios emocionales, de rutinas y temperatura que pueden alterar las glucemias.

Expertos médicos dicen que se debe poner especial atención en tratamientos, horarios de sueño, alimentación, cambios climáticos y ambientales para evitar complicaciones que pongan en riesgo su salud.

Medidas sanas

Muchos pacientes necesitan más de un fármaco para controlar adecuadamente su diabetes y evitar complicaciones a largo plazo. Afortunadamente, ya existen alternativas terapéuticas como antidiabéticos orales e insulinas que junto con la dieta y el ejercicio pueden mejorar el control de los niveles de glucosa en sangre, en adultos con diabetes mellitus tipo 2.

La estrategia Boehringer-Lilly invita a la gente con diabetes a seguir estas recomendaciones al viajar:

Solicita a tu doctor receta adicional para insulina, pues en algunos lugares ésta sólo se vende con prescripción médica.

No olvides un glucómetro que no requiera calibración, así como insulina, lancetas y agujas en cantidad suficiente en un recipiente que las proteja de temperaturas extremas.

Solicita a la aerolínea el reglamento para llevar medicamentos personales.

Asegúrate de llevar siempre contigo tu tarjeta de seguro médico con números de teléfono de emergencia, el nombre de tu doctor y teléfono, además de una placa o pulsera que indique que tienes diabetes, tipo de sangre y de diabetes, y si eres alérgico a algún medicamento.

Para protegerte de los rayos ultravioleta (UV), no olvides llevar una gorra o sombrero; lentes oscuros y bloqueador solar con factor de alta protección.

Lleva sandalias o zapatos cómodos que tengan el mínimo de costuras internas para evitar rozaduras o heridas.

Lleva en automóvil o avión un lunch de emergencia con alimentos sólidos bajos en azúcar, grasa y colesterol, y alguna forma de azúcar para tratar una brusca baja de glucosa en sangre.

Si viajas en carro, realiza paradas cada dos horas y que sean al menos de 30 minutos para ejercitar tus piernas.

EDICIÓN

CDMX

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES