La falta de descanso: un riesgo para tu salud mental

Se han realizado estudios que sugieren que tomar vacaciones es bueno para la salud. Aprovechar las vacaciones ayuda al buen funcionamiento del corazón, a rejuvenecer el cuerpo, a recargar la mente y a alimentar el alma. Se han visto los efectos en personas a lo largo de hasta diez años y se ha encontrado que las vacaciones frecuentes ayudan a que las personas tengan vidas más largas y saludables.

De hecho, no tomar los días que se tienen asignados de vacaciones en un año puede disminuir tu productividad, aumentar el estrés e incrementar los riesgos de desgaste laboral. La salud, en general, se puede deteriorar a largo plazo si no tomamos un descanso del trabajo o los estudios.

¿Cuáles son los efectos de no tomar vacaciones?

El estrés crónico le pasa la factura a tu cuerpo, disminuyendo su capacidad para combatir las infecciones y para mantener algunas funciones vitales. Cuando te encuentras estresado y cansado, la probabilidad de que te enfermes aumenta y es más probable que tengas accidentes.

Si no tomas vacaciones, te pones más irritable, deprimido y ansioso. Tu memoria es menos eficiente y tomas malas decisiones. Se trata de tu vida, de tu sistema nervioso, de tu cuerpo, que demandan un descanso.

Las vacaciones no tienen por qué ser caras, lujosas ni exóticas. Se puede obtener un poco de paz y recogimiento sin siquiera salir de casa. Algunos optan por descansar en una especie de retiro del mundo y de la rutina. Otros hacen algo tan simple como acampar para estar en contacto con la naturaleza.

El elemento más importante: tiempo

Así es, el tiempo, de preferencia prolongado, para no hacer nada, para alejarse de la rutina es lo más importante. Esto es lo que la gente más desea: un tiempo durante el cual tienen lugar la renovación y la regeneración. Un tiempo para no cumplir con horarios, para volver a ser dueños de nuestro tiempo. Toma varios días alejarse mentalmente de casa, del trabajo o la oficina, así que las vacaciones deben ser tan largas como sea posible. Y hay que recordar algo más: las vacaciones y la productividad no van de la mano. En realidad son opuestas. Durante los días de trabajo, está bien ser productivos. En casa, digamos que vas a hacer una reparación, está bien hacerlo, pero no en vacaciones.

Como ya mencioné, las vacaciones son importantes para tu salud física y mental. Tu cuerpo necesita descanso y tu mente requiere estímulos diferentes a los que generalmente está expuesta. Necesitamos ver un escenario diferente, escuchar otra variedad de sonidos, concentrarnos en sensaciones nuevas, escuchar los sonidos que nos rodean, identificar aromas nuevos y extraños, sentir las variadas texturas de las cosas que encontramos.

Las vacaciones pueden ser una gran experiencia sensorial y, por lo tanto, un descanso mental. Cuando nos concentramos en nuestros sentidos, nos desconectamos del arduo trabajo de la mente. Ya sea en casa, en la naturaleza o en un lugar donde nunca has estado, dale vacaciones a tu mente y entrégate por completo a la experiencia con tus ojos, tus oídos y todos tus sentidos bien atentos.

CITA:
Las vacaciones son no tener nada qué hacer y tener todo el día para hacerlo"
ROBERT ORBEN (guionista)

DATO INTERESANTE:
México es el país con menos vacaciones en el mundo. Existen 13 días feriados al año y para la mayoría sólo seis días de vacaciones anuales. (laprimeraplana.com.mx)

RECOMENDACIONES:
www.mexicodesconocido.com.mx/
Sitio con abundante información sobre viajes a todos los estados de la República mexicana, ecoturismo y rutas de viaje.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES