Hasta los piojos pían

Mar, 30/06/2015 - 05:00

La abstención, que en este caso ni siquiera contó con el entusiasmo de otras elecciones, superó otra vez 50% del padrón electoral, que es de casi 78 millones de ciudadanos. Votaron menos de 37 millones de electores y los sufragios nulos fueron 1 millón 788 mil 393, que corresponde a 04.88% del total, según cifras del Instituto Nacional Electoral (INE) en su página: http://www.ine.mx/

De poco sirvieron los llamados por Twitter (gorjeo o pío en inglés) de celebridades del espectáculo y los deportes (como el ‘tuit’ de ‘El Piojo’ Herrera); así como tampoco impactó la invitación posteada en ‘muros’ de Facebook por los analistas del voto. Lo que sí abundó en las redes sociales fue un sinfín de ‘memes’ (rasgos característicos, o mejor aún caricaturescos de algo o alguien) y lapidaciones simbólicas de diversos personajes de la política y el periodismo.

Sin embargo, no se puede soslayar la cada vez más significativa injerencia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la vida nacional. Quizás ahora, en vez de marchas de protesta o apoyo a determinada causa, baste con oprimir ‘(I) like’ (me gusta). Quizás pronto, los ciudadanos podamos votar desde la comodidad del hogar y quizás esto sea un aliciente moderno y tecnológico para algo tan viejo y tradicional como nuestro sistema electoral.

Aunque no todos los usos ciudadanos de las TIC han sido para reforzar los viejos modos de hacer política: Cuando moría el siglo pasado y el neoliberalismo triunfante proclamaba el fin de la historia y el arribo de la globalización, tuvo lugar la mayor concentración opositora que se haya convocado mediante mensajes por teléfonos móviles, correos electrónicos y los ya extintos ‘beepers’ (localizadores). Fue precisamente en la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en noviembre de 1999, en Seattle, Oregón, EUA.

La película que en español se llama ‘Batalla de Seattle’ recoge esos días emblemáticos de protesta mundial en el que se congregaron miles de personas sin filiación política, sindicalistas, liberales, demócratas y hasta socialistas, comunistas y anarquistas, a quienes ya ‘se les daba por muertos’ tras el derrumbe simbólico que significó la caída del muro de Berlín.

Tras el despunte de las TIC, en los siguientes 10 años nacerían las nuevas redes sociales y, con ellas, el mundo se abría a una nueva visibilidad y formas de interacción y comunicación que hoy, simplemente, ni quisiéramos imaginamos el mundo sin ellas.

 
EDICIÓN

CDMX

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES