Medicina nuclear, explosión saludable

Jue, 30/05/2013 - 00:00

La historia de la ciencia en el campo médico se escribe diariamente y los avances en investigaciones y el desarrollo de nuevas técnicas han dado a los especialistas herramientas de diagnóstico mucho más certeras y confiables para el tratamiento de padecimientos que amenazan la existencia.

Hasta hace muy poco hablar de lo nuclear no era un asunto de salud, pero la medicina ha evolucionado y los pacientes pueden beneficiarse de ella.

Pasado, presente y futuro

Hasta mediados del siglo pasado, cuentan expertos en este campo, las técnicas de diagnóstico estaban limitadas el uso de rayos X y a la administración de tratamientos radiactivos contra el cáncer.

Pero el avance de la radiología ha sido sorprendente, y en la actualidad los médicos y pacientes pueden beneficiarse de esta rama de la medicina:

La medicina nuclear utiliza sustancias o materiales radioactivos que son administrados al paciente, ya sea de forma oral o intravenosa.

Posteriormente, se realizan estudios por imagen, como son las gammagrafías, técnica indolora mediante la cual se obtienen imágenes más precisas de tumores, su tamaño, extensión y zonas afectadas, en comparación con las radiografías.

Al paciente se le dará una pequeña dosis de yodo (trazador). Esta sustancia es atraída a las células enfermas de todo el cuerpo; los rayos gamma que emite el yodo son detectados por una cámara y analizados por una computadora para formar una imagen.

Saludo de avanzada

Los beneficios de la medicina nuclear para la oncología, sobre todo en las etapas de diagnóstico, tratamiento y seguimiento son:

• Información mucho más detallada y precisa para el diagnóstico de tumores, su estado y tamaño.

• Seguimiento y evaluación de la eficacia de los tratamientos ofrecidos al paciente, haciendo una valoración de las repercusiones en órganos y tejidos por acciones como la quimioterapia o radioterapia.

• Detección de tumores primarios (en tempranas etapas de cáncer).

• Es posible la detección de metástasis (cuando las células cancerosas, que se originaron en una parte del cuerpo, se propagan e invaden otros órganos y tejidos).

Incluso, existe equipo médico que puede detectar afectaciones de hasta 0.33 milímetros, en pacientes que van desde los niños y hasta adultos de gran tamaño, colaborando a un diagnóstico mucho más certero.

Pocas son las contraindicaciones y limitaciones de la medicina nuclear, sobre todo en pacientes que son alérgicos a los materiales radioactivos y mujeres embarazadas. Incluso uno de los temores más grandes es la exposición a la radiación; sin embargo, existen aparatos médicos que han logrado reducirla en 80 por ciento.

Se recibe más radiación en un día soleado que durante el diagnóstico utilizando la medicina nuclear.

 
EDICIÓN

CDMX

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES