Nomás matan tantito

Mié, 30/04/2014 - 05:00

Varias organizaciones no gubernamentales han solicitado desde 2010 que se active la alerta de género en el Estado de México, debido a los numerosos feminicidios, cuya mayoría continúa impune.

La alerta de género es un mecanismo federal que, en teoría, una vez que es aprobado, libera cierto dinero y procesos para que se investigue la violencia contra las mujeres en determinado estado o región y después se implementen acciones. Se ha solicitado la activación en seis ocasiones en distintas entidades. Pero nunca se ha aprobado. Tampoco en el caso mexiquense.

Los expertos señalan que la traba se debe precisamente a que son instancias gubernamentales las que deciden si se activa o no. Y la alerta es percibida como un golpe político a la administración de la entidad en la que se solicita. Entonces, nadie quiere activarla.

Hace un año, a finales de abril de 2013, tras una serie de rounds legales, un tribunal colegiado ordenó al Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM) que investigara lo que ocurre en el Estado de México y, después de ello, determinar si se activa la alerta o no.

Y es que dicho Sistema negó la alerta sin ni siquiera leer los documentos presentados por las organizaciones no gubernamentales.

La determinación del tribunal, hace un año, fue considerada una victoria. Pero ya pasó un año y no se ha llevado a efecto. El Sistema no ha investigado nada. En la actualidad, en el área conurbada de la ciudad de México, se habla más de desaparecidas que de asesinadas. Y los casos se siguen acumulando.

Por todo ello, la próxima semana varias organizaciones no gubernamentales lanzarán un llamado para que el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM) acate la resolución del tribunal, que ordenó realizar de manera inmediata una investigación por la violencia feminicida en el Estado de México.

Si el Sistema realiza la investigación que el poder Judicial le ha ordenado, sería no sólo una victoria de la sociedad civil, sino un alivio para los padres de las mujeres que han perdido la vida en el Estado de México. A vuelapluma, algunos de los nombres: Bárbara Reyes Muñiz, 16 años, asesinada entre agosto y octubre de 2012 y cuyo caso sigue impune; Bianca Edith Barrón, 14 años, en mayo de 2012, impune; Abril Selena, de 15, muerta entre el 26 y 28 de mayo de 2011, impune.

Glosario de supervivencia

FEMINICIDIO: Acción criminal que mata a una y deja un hoyo negro en la comunidad.

 
EDICIÓN

CDMX

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES