Los enemigos del presidente Peña

Mar, 30/04/2013 - 02:00

En el inicio de su mandato, el presidente Enrique Peña Nieto encontró eco a los 95 compromisos que integran el Pacto por México en el propio PRI y en los dos principales partidos de oposición. El documento contiene las reformas estructurales que estuvieron paralizadas durante los dos últimos sexenios. Incluso, Gustavo Madero se ha topado con las críticas de importantes sectores en el PAN por su bipolaridad política. De los perredistas Chuchos y su líder en turno, Jesús Zambrano, es sabido que son como el perro que baila con dinero. El movimiento inusual en la política mexicana llamó la atención del país y gracias a una buena campaña de relaciones públicas la prensa internacional ha dedicado páginas enteras a la visión de cambio del primer mandatario.

Sin embargo, los principales enemigos del presidente Peña no están en la oposición, sino entre sus propios aliados y son dos: el síndrome del funcionario influyente personificado en la hija del procurador Federal del Consumidor, Humberto Benítez Treviño, que borró el prestigio ganado de una entidad pública al clausurar el restaurante Maximo Bistrot porque la mujer se encaprichó cuando no le dieron trato de princesa y el asunto tomó vuelo en las redes sociales. Fue hasta 11 horas después del incendio en Twitter que el secretario de Economía dijo que investigarían el caso, a pesar de la disculpa pública. En corto, Ildefonso Guajardo le llamó fuertemente la atención a Benítez y lo único que no le dijo fue: "No te preocupes, Humberto". Su renuncia a Profeco es cuestión de horas.

El otro enemigo del presidente es el mal del gobernador virrey, en especial aquél que ha creado un mundo aparte en Veracruz: Javier Duarte de Ochoa; admirador declarado del dictador Francisco Franco, no pagó ni un plato roto con la balconeada que le pusieron a sus intenciones de utilizar electoralmente los recursos federales de la Sedesol, donde también está involucrado su secretario de Finanzas, Salvador Manzur Díaz. El tema tiene en vilo la continuidad del Pacto por México ya que el PAN amagó con levantarse de la mesa. Duarte, para congraciarse con el presidente Peña, hizo que paracaidistas del PRI en Xalapa pidieran que un asentamiento irregular ubicado en el cinturón de miseria de la capital veracruzana se nombrara oficialmente colonia Angélica Rivera.

Si Humberto Benítez se va de Profeco, será un mensaje claro para los funcionarios de su gobierno y las consecuencias del abuso de poder. Por otra parte, el Presidente debe buscar la manera de frenar el comportamiento de gobernadores tiranos en los estados de la Federación. En los tres años que le quedan en el cargo, Duarte -que desde la selva impone su ley- puede provocarle nuevas y mayores situaciones de crisis al gobierno federal.

Es pertinente recordar la frase de Tito Macio Plato: "Homo homini lupus", porque no fue Vicente Fox el que echó al PRI de Los Pinos en el año 2000, fue la descomposición de un sistema político donde situaciones similares o peores al caso de la #LadyProfeco y a la tiranía del gobernador Duarte de Ochoa eran cosa cotidiana, pero en aquellos días se llamaban Rubén Figueroa Alcocer, Julio César Ruiz Ferro... El PRI es el lobo del PRI.

Periscopio

Cada año, la ciudad de México tiene menos días con cielo azul. La secretaria del Medio Ambiente, Tanya Müller García, se escudó en el Centro Mario Molina para justificar la falta de resultados en materia ambiental, dice que están trabajando en la actualización del programa Hoy no Circula, como si ahí estuviera la piedra filosofal.

En el radar

El ciclotón organizado por el Instituto del Deporte del Distrito Federal, dirigido por Horacio de la Vega, reúne al final de cada mes a cerca de 40 mil ciclistas. Buen indicador para cuestiones de movilidad y salud pública. Ahora falta que otras áreas del gobierno del DF se sumen para agilizar el tráfico que se ve afectado en la zona del Paseo de la Reforma, el Centro Histórico y el Circuito Interior. Tenemos bicicletas, queremos ciclopistas.

Bitácora de lo absurdo

"Me identifico con un hombre de la historia que es el generalísimo Francisco Franco, que tenía mi mismo timbre de voz. Creo que su fortaleza, su entusiasmo, su energía es una parte muy importante a resaltar". Javier Duarte de Ochoa, mayo de 2010.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

EDICIÓN

CDMX

17/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

17/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

17/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

17/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES