Huelen rico y saben delicioso

Vie, 29/05/2015 - 05:00

Comer hamburguesas en la calle es un deleite citadino que todo mexicano ha gozado. Pero si de placeres capitalinos hablamos, las “Hamburguesas al Carbón Torreón” son la mejor elección. Y es que con un chamuscado, pero suculento sazón, no hay hamburguesa callejera que se le compare.

Empezó como muchos otros negocios de la ciudad, con un pequeño carrito establecido en una esquina de Atizapán, que se dedicaba a comercializar sus bollos rellenos de aroma y sabor original.

De la forma en que surgió sólo quedaron los clientes, 15 o 20 comensales por hora, quienes llegan para disfrutar de los manjares de su ahora extendido ‘changarro’.

Situados frente a un Mc Donald’s, desde hace más de 25 años, sus considerables hamburguesas de paladar afamado han roto con todos los esquemas de los sazones en asador. Por eso en la mañana, las largas filas de gente ya los esperan antes de que el reloj marque las 9:00 horas.

No importa que se sirvan en papel o que se devoren de pie, cuando están repletas sus largas e incómodas bancas de metal. Aquí, lo importante está en gozar del singular sazón que las ha convertido en las más populares de su localidad.

Dominando el fuego, el carbón y lanzando los gruesos y ovalados pedazos de carne al asador, cuatro minutos bastan para que una densa humareda cargada de un delicioso olor devele —como por arte de magia—, las colosales hamburguesas recubiertas de una dorada y crujiente capa de jugo de carne.

El color tostado es la clave en su preparación. Aseguran que son expertos en la pigmentación que “va agarrando”.

Por eso, cuando ya están listas para aderezar, el suave y tierno pan las espera para abrazarlas entre sus calientitas tapas bronceadas y escarchadas con restos de carne al carbón.

Todo es fresco y natural, desde el sabor de sus gruesas porciones de res condimentada, hasta las rodajas de jugoso jitomate, que terminan por maravillar el estómago de cualquier comensal.

Su menú no es variado, pero está bien dominado. Y es que con una jornada laboral de más de 15 horas, sus hamburguesas aguardan durante mañana, tarde y noche, para ser degustadas en cualquiera de sus tres presentaciones.

Para desayunar puedes elegir la sencilla, que con una lámina de voluminosa y jugosa carne asada, acompañada con fresca lechuga, jitomate, aros de cebolla cruda y una recubierta de catsup, mayonesa y mostaza al gusto, supera el sabor de cualquier hamburguesa de banqueta que hayas probado.

Para comer, la hamburguesa con queso al carbón es la opción. Pues con una rebanada de queso manchego fundido y sellado con el calor del fuego se envuelve la carne en una lechosa, pero deliciosa consistencia.

Para la noche, no puedes dejar de paladear la de doble queso y piña asada al carbón, que le brinda un agridulce y exquisito sabor. Tienes que probarlas.

PALADARES

"Vengo a estas hamburguesas desde hace 10 años. El sabor es muy bueno, son mucho mejores que las de comida rápida. Las mejores del rumbo". José Luis Alvarado, Cliente.

"Hay diferentes tipos de hamburguesas, pero de las que son preparadas al carbón, éstas son las que marcan la diferencia. Las recomiendo completamente". Juan Carlos Tentle, Comensal.

DÓNDE

Visítalos de lunes a domingo de las 9:00 am hasta las 2:00
de la madrugada, en su puesto de banqueta sobre la calle Cisnes, colonia Las Alamedas, en Atizapán de Zaragoza.

Hamburguesas con queso al carbón.

 
EDICIÓN

CDMX

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES