Una amenaza de ayer y hoy

Mié, 28/08/2013 - 05:00

Algunos malestares estomacales y pérdida del apetito o concentración pueden tener como origen una parasitosis intestinal, problema que hay que solucionar sobre todo en los niños, ya que puede hacerles perder capacidad de aprender y aumentar la pérdida de memoria.

Un reporte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advierte que una persona que se infecta con parásitos intestinales y no sigue un tratamiento médico pierde un promedio de 3.75 puntos de cociente intelectual a consecuencia de esta enfermedad.

Las viejas lombrices

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que en América Latina existe una elevada tasa de parasitosis intestinal y se considera que la principal causa es la contaminación del suelo con heces humanas, falta de una adecuada infraestructura sanitaria y desconocimiento de normas sanitarias.

Según Alfredo Morayta Ramírez, ex presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, “los parásitos infectan con mayor frecuencia a niños entre el primer y tercer año de vida, debido a su inmadurez inmunológica y poco desarrollo de hábitos higiénicos”.

Esto puede ocasionar diferentes manifestaciones como diarrea de intensidad variable, mala absorción de nutrientes, pérdida de sangre e intolerancia a azúcares y vitaminas, lo que nos puede llevar a una desnutrición.

Según la OMS, los parásitos intestinales en niños disminuyen sus posibilidades de crecer, desarrollarse y aprender. Sin embargo, si reciben tratamiento, la parasitosis no afectará su memoria a corto y largo plazos, ni su capacidad de razonamiento y de comprensión de lectura.

Voz de médico

El especialista afirma que “los parásitos inciden en el estado nutricional, ya que viven de ciertos nutrientes como las proteínas, el zinc, vitamina A y hierro”.

El riesgo es mayor en edades pediátricas siendo el bajo peso, la falta de crecimiento y la anemia algunas de sus manifestaciones.

Las investigaciones revelan que algunos efectos que pueden tener las infecciones parasitarias intestinales son: irritabilidad y cansancio, generando una repercusión sobre la capacidad intelectual y la atención.

Morayta Ramírez dice que existen “tratamientos altamente eficaces para tratar los parásitos intestinales. Recurrir a la desparasitación dos veces al año ayudará a que el niño mejore su calidad de vida, aumente su potencial y mejore su rendimiento educativo”.

Tratamiento seguro y eficaz

De acuerdo con el especialista, “es de suma importancia seguir las medidas higiénicas como lavarse las manos antes y después de ir al baño, lavar y desinfectar frutas y verduras además de realizar la desparasitación dos veces al año, tal como lo indica la OMS.

Uno de los tratamientos que elimina los parásitos intestinales más comunes como amibas, lombrices, solitarias y otros parásitos es Vermox Plus.

“Es seguro y confiable porque actúa sólo a nivel intestinal, además cuenta con una presentación en tabletas para adultos y niños mayores de 10 años; suspensión infantil sabor plátano para niños de siete a nueve años y suspensión pediátrica sabor cereza para niños de tres a seis años”.

EDICIÓN

CDMX

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES