Ganar el 2018 para cambiar al país

Vie, 27/11/2015 - 18:33

Morena celebró su segundo Congreso Nacional y emitió un mensaje claro: para transformar al país hay que ganar las elecciones de 2018. Es un mensaje dirigido a la ciudadanía, la que hoy coloca a Andrés Manuel López Obrador como puntero en las encuestas, y la que está decepcionada del fracaso de los gobiernos nacionales del PAN y del PRI.

Tal vez por esta razón, las fuerzas políticas del régimen ven con preocupación el crecimiento de AMLO y de Morena en las encuestas. Tal vez por eso han querido desacreditar un proceso democrático en donde se eligió a una nueva dirección nacional. Seguramente piensan que el nombramiento de Andrés Manuel López Obrador como presidente nacional de esa fuerza política representa un peligro real para sus comodidades y ambiciones personales.

Lo que podemos afirmar sobre la elección de la nueva dirigencia nacional de Morena, es que representó un proceso de consulta amplia y decisión de la militancia sobre quiénes debían ser electos como congresistas.

Elecciones que se hicieron mediante votación secreta y donde se definieron a cinco hombres y a cinco mujeres por cada distrito federal electoral, y de entre quienes surgieron las nuevas direcciones estatales en todo el territorio nacional.

Un proceso así no puede llamarse anti-democrático, sobre todo cuando las otras fuerzas políticas eligen a sus direcciones por decisión de un grupo minoritario cupular o bien, según la designación del Presidente de la República en turno.

Pareciera que lo que preocupa al PRI y al PAN no es el proceso interno de Morena, sino que la decisión de esa fuerza política es estratégica. La elección de AMLO como presidente nacional significa que será el dirigente de la fuerza política con mayor crecimiento electoral; además representa el aval a quién puede abanderar la inconformidad de millones de hombres y mujeres que están hartos de la inseguridad, de la violencia, de la falta de oportunidades laborales, educativas y de seguridad social.

AMLO es el único político con un proyecto que se opone a las reformas estructurales que impulsaron el PRI, el PAN y el PRD, junto con ese negocio privado llamado Partido Verde. Por eso les preocupa que AMLO haya sido elegido en un proceso interno nacional donde participaron más de 100 mil militantes y donde el consenso en torno a López Obrador no significa otra cosa que el refrendo de un liderazgo que será parte de un Comité Ejecutivo representativo.

Hay que apuntar que, además de la elección de AMLO, el éxito del Congreso de Morena es posicionarse como la única fuerza que puede transformar al país si gana en el 2018. A eso le temen sus adversarios, por eso quieren eliminar ‘spots', por eso critican el método interno de elección y por eso quieren engañar a la gente con encuestas hechas a modo.

EDICIÓN

CDMX

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES