Intestinos demandan cuidados

Jue, 27/06/2013 - 05:00

Todos los días trabajan incansablemente, por eso merecen atención especial, ya que cuando fallan comienzan los problemas de manera sistemática

La cotidianidad de quienes padecen la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es un rompecabezas y su calidad de vida se desploma, esto porque se trata de un mal que se caracteriza por diarreas permanentes, dolor abdominal, fiebre y sangrado durante las evacuaciones.

“Esto ocurre debido a que el revestimiento interno del tracto gastrointestinal se inflama produciendo úlceras y sangrado”, cuenta el doctor Jesús Yamamoto, fundador de la Clínica de Enfermedad Inflamatoria Intestinal en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

La gente debe saber que existen dos variantes de la EII: la enfermedad de Crohn, que puede causar daño en cualquier parte del aparato digestivo —desde la boca hasta el ano—, y provoca deterioro, mientras que la otra, conocida como colitis ulcerativa, exclusivamente afecta al intestino grueso.

Campo médico

El experto médico señala que ambos tipos de la EII pueden darse a cualquier edad: desde recién nacidos hasta pacientes geriátricos, aunque el pico de incidencia se manifiesta mayormente entre los 20 y 40 años de edad. Lo que ocurre en el organismo de estas personas es que están genética e inmunológicamente susceptibles a las bacterias que se encuentran en el intestino. Dichas bacterias se internan en las células que lo recubren (llamadas epitelio), generando una reacción autoinmune del cuerpo, es decir, “el cuerpo comienza a atacarse a sí mismo”, explica.

Un asunto importante, menciona, es que “se desconoce la razón por la cual esto sucede, por lo que no hay manera de prevenir dicho trastorno que genera graves daños no sólo físicos, sino también psicológicos, pues es común que debido a las frecuentes evacuaciones provocadas por la EII, las personas que la padecen suelen aislarse”.

Batalla decidida y permanente

“Es muy importante la detección temprana de este trastorno, así como su eficaz control”, alerta el doctor Yamamoto.

Lo indicado es acudir con un gastroenterólogo, principalmente cuando se presenta diarrea crónica por más de cuatro semanas o en caso de que después de tres a siete días de haber concluido un tratamiento con medicamentos para controlar una infección intestinal, la diarrea y el dolor se vuelven a presentar”, destaca el especialista.

Tras la detección de la enfermedad inflamatoria intestinal el médico indicará el tratamiento conveniente para el paciente. “La alternativa terapéutica más novedosa para el control de esta enfermedad son los tratamientos biotecnológicos, que eliminan de manera significativa la sintomatología, al tiempo que cicatrizan la mucosa afectada, lo cual reduce 70% las evacuaciones que tiene el paciente y, con ello, mejora considerablemente su calidad de vida”, subraya Yamamoto.

En cambio, si la enfermedad progresa, puede ocasionar graves daños como estrechamiento, perforaciones y sangrado intenso del colon, enfermedad hepática, obstrucciones intestinales, lesiones oculares e incluso cáncer colorrectal. Por ello, ante los síntomas mencionados, es fundamental no dejar pasar el tiempo y acudir con el especialista, quien hará un diagnóstico adecuado, advierte el médico.

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES