Abuso de medicamentos

Lun, 27/05/2013 - 00:00

El abuso de estimulantes controlados es un asunto clave e incrementa notablemente su empleo indebido en adolescentes de Estados Unidos, indica un trabajo de The Partnership at Drugfree.org y MetLife Foundation llamado 24° estudio Partnership Attitude Tracking Study (PATS).

Los estimulantes son una clase de medicamentos que incrementan la actividad mental y se prescriben comúnmente para tratar condiciones de salud, incluyendo el TDAH y la obesidad, alerta.

Los datos del 2012

Uno de cada ocho adolescentes (cerca de 2.7 millones) reporta haber hecho mal uso o abusado de algún estimulante controlado, al menos una vez en su vida; 9% de los adolescentes (cerca de 1.9 millones) reporta haber hecho mal uso o abusado de los estimulantes controlados, en el último año (incrementado de 6% reportado en 2008) y 6% de los adolescentes (1.3 millones) reporta abuso en el último mes (incrementado de 4% en el 2008).

Uno de cada cuatro adolescentes (26%) cree que los medicamentos controlados se pueden utilizar para facilitar el estudio.

“Es necesario asegurar que niños y adolescentes reciban una valoración médica minuciosa antes de recetarles medicamentos estimulantes, y que si el medicamento se le receta a un niño sólo sea una de las piezas del plan de manejo del TDAH” dijo Alain Joffe, director del Centro de Salud y Bienestar Estudiantil en la Universidad de Johns Hopkins.

“No sabemos realmente qué efectos pueden tener estos medicamentos para TDAH, a largo plazo, sobre los cerebros en desarrollo de adolescentes que no sufren de TDAH. Sabemos que pueden tener efectos secundarios importantes, por lo que su uso se encuentra controlado y sólo se pueden obtener con receta médica”, afirma.

El abuso de analgésicos controlados entre adolescentes se ha mantenido estable desde 2011, habiendo uno de cada seis adolescentes (16%) que reporta abuso o mal uso de un analgésico controlado por lo menos una vez en su vida y uno en 10 adolescentes (10%) que admite haber abusado o hecho mal uso de un analgésico controlado en el último año.

Una actitud débil

La actitud laxa y permisiva de algunos padres sobre el mal uso de medicamentos controlados, aunado al fácil acceso que tienen los adolescentes a estos medicamentos en casa, son factores clave ligados al mal uso y abuso de medicamentos por los adolescentes.

La disponibilidad de medicamentos controlados (en el botiquín familiar, en casa de amigos o parientes) hace que sea mucho más fácil su abuso.

Porcentajes que preocupan

Casi un tercio de los padres (29%) cree que los medicamentos para TDAH pueden mejorar el desempeño académico o para realizar exámenes de sus hijos, aun cuando el adolescente no tenga TDAH.

Uno de cada seis padres (16%) cree que emplear medicamentos controlados para drogarse es más seguro que usar drogas callejeras.

EDICIÓN

CDMX

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES