La rebelión de las batas blancas

Jue, 26/06/2014 - 05:00

El gremio médico de todo el país de los sectores público y privado se solidarizó con los 16 pediatras del Centro Médico de Occidente de Guadalajara, Jalisco, que fueron acusados de homicidio culposo por la muerte de un menor de 15 años en enero de 2010 después de estar 55 días internado.

El padre del menor, Sergio Valente Gallardo, decidió demandar y cuatro años después, tras un largo y desaseado proceso penal se giró orden de aprehensión contra los galenos, quienes evitaron pisar la cárcel gracias al pago de una fianza. Pero los pediatras fueron suspendidos de laborar en el CMO de Guadalajara. Hoy, el ánimo es de linchamiento por parte de algunos compañeros periodistas en Jalisco hacia los acusados.

Días antes de la marcha en más de 40 ciudades del país convocada para el pasado domingo 22 de junio, el director nacional de Prestaciones Médicas del IMSS, Javier Dávila, dio la orden en videoconferencia de que no se defiendiera a los pediatras acusados. Ahora que la protesta alcanzó la agenda nacional, hasta la secretaria de Salud, Mercedes Juan, se dijo atenta al movimiento, lo mismo el sindicato de trabajadores del IMSS.

Dado que la pediatría es una especialidad médica ¿cómo están atendiendo a los pacientes con la ausencia de los 16 doctores? ¿Qué medidas tomó el director del IMSS, José Antonio González Anaya, para garantizar el derecho a la salud de los afiliados al Instituto?

Y más allá de la injusticia que se comete contra los médicos acusados, gracias al influyentismo del abogado defensor y padre del menor fallecido, la salud pública en México vive una crisis institucional. Para muestra, los recurrentes nacimientos que se dan en los patios, en los baños o en las salas de espera de los hospitales.

Hasta el momento, la protesta no se ha politizado, básicamente los médicos piden en su pliego petitorio no ser criminalizados. Pero algunos oportunistas como Epigmenio Ibarra, ya busca montarse al tren del movimiento #YoSoy17, que tan sólo en Facebook suma más de 22 mil simpatizantes, de la misma manera en que operó en 2012 con el movimiento estudiantil #YoSoy132, que por su origen espontáneo podría diluirse y pagar el costo de su inexperiencia en la arena política igual que pasó con los jóvenes entusiastas en 2012. Finalmente, si se trata de deslindar responsabilidades, ¿cuál es la responsabilidad de un padre que no atiende de manera oportuna la obesidad mórbida de un menor que a los 15 años pesaba 90 kilos?

Periscopio

El jefe delegacional en Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, extendió una invitación al senador panista y presidente de la Comisión de la Familia, José María Martínez, a la boda colectiva gay que se realizará este sábado 28 de junio en la demarcación para que asista como testigo de honor. El panista mostró su lado homófobo hace unos días con sus declaraciones moralinas respecto a la configuración de la familia. En caso de que el senador decline la deferencia, Romo podría invitar a su director de Cultura, Juan Carlos Bonet, quien mostró la misma vena al montar, con recursos públicos, una pastorela homofóbica en diciembre de 2012.

En el radar

A la luz de la conversación telefónica de negocios que se filtró en redes sociales, uno de los fallidos argumentos iniciales de defensa que utilizó el PRD para justificar el conflicto de intereses de la diputada Purificación Carpinteyro fue que el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, se encuentra en una situación similar al ser empresario del ramo en su natal Quintana Roo. En una muestra de congruencia, el presidente del PRD, Jesús Zambrano ordenó al coordinador parlamentario en San Lazáro, Silvano Aureoles que Puri (pa' los cuates) fuera separada de la discusión de la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones. Mientras la telebancada ríe, algunos mal pensados sugieren que fue el interlocutor, José Gutiérrez Becerril, quien grabó la conversación, dado que se cuida en todo momento de no hablar de más y dejar que la perredista le cuente su idea de negocio piramidal.

Bitácora de lo absurdo

En pleno siglo XXI, un niño fue amarrado a los barrotes de una ventana en Xalapa, Veracruz. Los padres dijeron con desparpajo y sin culpa alguna que lo habían castigado porque se les "echaba a correr".

Nos arrobamos en Twitter: @LeoAgusto

EDICIÓN

CDMX

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES