Un año sin El Tío

Mié, 26/03/2014 - 05:00

Ese primero de diciembre, un activista y hombre de teatro de más de 60 años, Juan Francisco Kuykendall, recibió un impacto en el cráneo que le hizo perder masa encefálica. El daño fue tan grave que los médicos tuvieron que inducirlo al coma; estado del que entró y salió durante meses, hasta que murió el 25 de enero de este 2014; poco más de un año después de que fuera herido.

El proyectil que le causó las terribles lesiones y después la muerte, pudo haber sido una granada de gas lacrimógeno o una bala de goma, de acuerdo con el video que su amigo El Tío estaba filmando. En ambos casos, y de comprobarse que el proyectil salió de las filas de las autoridades, se trataría de faltas gravísimas por parte de los responsables del operativo policiaco de aquel día: el Estado Mayor Presidencial, la Policía Federal. Policías y mandos podrían ser acusados de homicidio.

Teodulfo, testigo principal de los hechos, desapareció entre el 24 y 26 de marzo, poco antes de su turno de declarar en el Ministerio Público respecto al caso de su amigo Kuykendall. Debía presentarse el 27 de marzo. Sus amigos y compañeros creen que ambos casos están vinculados.

Ahora que se cumple un año de su desaparición, los familiares y amigos de Teodulfo acusan que ninguna instancia en el país ha dado seguimiento al caso, y mucho menos ha considerado la probable carga política de la desaparición.

Incluso, en diciembre pasado, Joaquín Isidro Torres Reyes (padre de El Tío) solicitó que sus familiares, hermanos y hermanas fueran considerados dentro de la categoría de víctimas. Pero este derecho les fue denegado, acusan.

Lo último que se supo de El Tío es que el 26 de marzo, un amigo suyo le marcó al celular, a eso de las cinco de la tarde. Lo invitó a tomar una cervezas. El Tío le dijo que no podía:

-Ya voy rumbo a Xochimilco, dijo. Se escuchaban ruidos de la calle, como si fuera en un pesero o camión.

El Tío participaba en un proyecto comunitario en Xochimilco y a veces apoyaba un plantón en la misma delegación. No se sabe exactamente a qué se dirigía. Fue la última vez que alguien habló con él.

Glosario de supervivencia:

Desaparecido: herida abierta de forma perenne.

EDICIÓN

CDMX

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES