La Banquetera

Vie, 26/02/2016 - 04:00

Les dicen Los Parados de Pepe aunque en realidad no se llaman así. Y es que en "Los Tacos de Don Pepe", cientos de personas comen parados.

No importa si no hay sillas, tampoco si el taco pesa poco más de 350 gramos, lo importante aquí es comer aunque sea un bocado.

La taquería tuvo sus inicios en 1966. El centro de Azcapotzalco no era tan transitado, las calles eran reducidas y la poca venta comercial hizo que José, un hombre en busca de un negocio, pusiera un puesto de tacos de elaboración peculiar.

Así abrió el que hoy sigue siendo el mismo local. Los mismos azulejos abrazan las paredes salpicadas de un aceite que brinca desde una antigua parrilla que comenzó tostando tacos al fuego del carbón.
Dicen que el problema de la contaminación fue lo que los hizo cambiar el carbón por el gas, por eso sus tacos van con la misma receta, pero con una nueva forma de preparación.

En el negocio, Óscar Pulido, hijo de don Pepe, corta la carne que se almacena en el refrigerador. Los trozos de carne roja y fresca están a la vista del cliente.
Entonces, cuando los pliegues de carne pasan al proceso de cocción, puede verse cada paso de la preparación.
Ahí la carne de res, acompañada de cortes de chuleta, longaniza y cebolla, cruje con un burbujeante jugo que se combina con baños constantes de aceite. Es una preparación que Óscar asegura, carga con gran cantidad de ingredientes. Dice que son secretos y el motivo principal que hace que sus tacos conquisten a los clientes. El sabor es exquisito.

La carne es caldosa y tierna al comerla. Claro, sobra decir que los tacos se destacan por el tamaño, pues de dadivosa proporción, pesan poco más de 350 gramos y se sirven con media docena de tortillas preparadas a mano. Se dice que la salsa es opcional, pero no puedes dejar de probar la verde.

Los hay del famoso y tradicional bistec, de salada chuleta y de apetitosa longaniza. El suadero no se puede quedar atrás. Luego vienen las combinaciones, los mismos ingredientes mezclados con queso Oaxaca; una orden que incorpora la carne con casi un cuarto del lácteo derretido y que, en conjunto, puede llegar a los 700 gramos.

También puedes pedir la quesadilla, que exagera en medida y se sirve con casi un cuarto de queso Oaxaca fundido y bien doradito.

Pero a pesar de que su gran especialidad estaba en los tacos de bistec, hoy el fuerte es el campechano.

PALADARES

"Me encanta venir a los parados, tenía mucho que no podía venir por cuestiones de trabajo, pero tiene 35 años que los conozco. Todo lo grasoso es muy sabroso"
Sergio Hernández
Comensal

"Vengo a los tacos desde hace 25 años. El sabor del taco es muy bueno de muy buena calidad. Los conocí por mi familia. Muy recomendables"
Carlos Sánchez
Cliente

DÓNDE

Visítalos de domingo a jueves de 5:00 pm a 1:00 am y viernes y sábados de 3:00 pm a 4:00 am, en la calle Miguel Lerdo de Tejada #18-C, en el centro de Azcapotzalco.

EDICIÓN

CDMX

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES