Tecnología en la vida femenina

Vie, 25/10/2013 - 05:00

Los aparatos de la medicina moderna deslumbran, y más lo hacen los datos que proporcionan a los doctores, que así cuentan con mejores herramientas para batallar contra muchos males, entre ellos lo que son una amenaza letal para la mujer.

Secretos revelados

La mastografía es eficaz para reducir la mortalidad por cáncer de mama (antes que el tumor sea palpable) y se logra mediante la detección temprana en estudios de tamizaje. La prueba es obligada anualmente para mujeres a partir de los 40 años o antes si existen antecedentes hereditarios.

Se trata de un estudio radiológico que utiliza radiación a muy baja dosis, consta de cuatro o más tomas, que somete a compresión la mama por razones importantes:

Si se comprime la mama se dispersa mejor el tejido glandular y se pueden visualizar las estructuras para evitar movimiento durante la toma, conseguir imágenes nítidas y un correcto diagnóstico y con el fin de reducir el grosor de la mama, pues así se requiere menor dosis de radiación.

En el 2000, la FDA aprobó la mastografía digital para el diagnóstico, lo que brinda al médico radiólogo mayor información para un mejor diagnóstico y da a las pacientes beneficios como una compresión medible y graduada y una menor radiación al disminuir de manera significativa el número de proyecciones repetidas.

Pero no es un método perfecto, su sensibilidad disminuye en mujeres con mama densa debido a que las lesiones pequeñas se superponen con el tejido glandular. Existe nueva tecnología que permite la mejor valoración del tejido denso, desde 2011.

Nueva herramienta para la salud

El departamento de radiología e imagen de Médica Sur fue pionero en México en la instauración de un novedoso equipo: tomosíntesis, tecnología que permite la evaluación del tejido mamario en cortes como si fuera una tomografía.

Esto disminuye la superposición de tejido mamario y aumenta la detección del cáncer de mama cada vez más pequeño, no palpable, por lo tanto potencialmente curable; en este estudio se puede valorar el tejido mamario en cortes milimétricos.

El estudio complementario más importante de la mastografía y tomosíntesis es el ultrasonido mamario, principalmente en mama densa y cuando se ha detectado alguna anomalía.

Del ultrasonido mamario, los expertos dicen: es un método excelente para la valoración de la mama, no utiliza radiación y también sirve de guía para biopsias de lesiones no palpables. Es el método de primera elección en la evaluación de pacientes jóvenes y ayuda en la valoración de mama densa y en la valoración y certeza diagnóstica cuando se detectan lesiones en mastografía y/o tomosíntesis.

Asimismo, señalan que la resonancia magnética es otro método de imagen excelente de la glándula mamaria, pero no es para la mayoría de las pacientes. El estudio tiene indicaciones muy precisas, y es muy útil en la valoración integral de la mama con cáncer ya diagnosticado, ante la sospecha de tumor, no diagnosticado por otros métodos de imagen y en el tamizaje de pacientes con alto riesgo, en conjunción con la mastografía.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES