Depresión, una amenaza siniestra

Mié, 25/09/2013 - 05:00

La tristeza profunda, los arranques de ira y reacciones inesperadas e indebidas pueden ser males de orden mental, como la depresión, que ha sido considerada como una plaga que azota a la humanidad. Se diagnostica con cierta facilidad, pero el tratamiento no siempre es el adecuado, indica Francisco López Muñoz, director de la Escuela de Doctorado de la Universidad Camilo José Cela, de Madrid.

La depresión, entre los trastornos psiquiátricos, es el segundo que más tasa de suicidio registra, sólo superado por el trastorno bipolar, que produce cuadros maniacos y depresivos. El porcentaje de suicidios depresivos es de 15%.

Diferentes tipos

El experto médico explica que hay tipos de depresión, como la distimia, que es muy común y cuyos síntomas son leves, pero de largos periodos. La principal señal es el bajo estado de ánimo y tristeza por tiempo prolongado, y su víctima puede estar irritable y ser muy difícil de tratar.

El trastorno por depresión más común (TDM) se caracteriza por síntomas de anhedonia o aledonia, pérdida de interés o placer, dificultad para contraer sueño, cambios de peso o humor, insomnio o hiperinsomnio, agitación o retardo psicomotor, fatiga, desvalorización (se culpan de todo), pérdida de capacidad de concentrarse, conductas indecisas y hasta suicidio.

Este padecimiento ocupa el primer lugar en el índice de “años perdidos por discapacidad” (APD), y el segundo en el de “años de vida ajustados en función de la discapacidad” (AVAD), de acuerdo con la OMS.

En México, el TDM tiene una prevalencia a lo largo de la vida de 3.3%, ocurre en cerca de 1.5% de la población adulta durante un año y las mujeres tienen un riesgo mayor que los hombres en relación dos a uno.

Los hombres pueden dejar pasar desapercibida su depresión, por lo que sus familiares e incluso su médico puede que no reconozcan su situación. Ellos son menos propensos que ellas a hablar de sus sentimientos; además, algunos no parecen tristes o deprimidos. Es más común que estén irritables, enojados o inquietos, e incluso pueden atacar a otros. Algunos tratan de hacer frente a la depresión a través de la conducta imprudente, beber o consumir drogas.

Cualquier persona puede deprimirse

La enfermedad es dos veces más común en mujeres que en hombres, pero es más frecuente que las mujeres busquen ayuda. A menudo se observa por primera vez en la adolescencia o en la década de los 20, pero un episodio puede aparecer a cualquier edad.

Experiencias personales difíciles pueden desencadenar la depresión, o puede desarrollarse a partir de la nada, aunque tener una historia familiar depresiva no necesariamente es una causa para padecerla.

Se confunde con Demencia

En los adultos mayores, la depresión puede ser la causa de los problemas de memoria, confusión y, en algunos casos, delirio.

Estudios demuestran que el ejercicio regular, de intensidad moderada, puede mejorar los síntomas de depresión leve a moderada. Hacer ejercicio con un grupo o un buen amigo añade apoyo social, otro estimulante del humor.

Si usted o algún familiar presentan síntomas de manera regular, hay que acudir con el médico para un diagnóstico y tratamiento oportuno. Hoy, AstraZeneca cuenta con alternativas terapéuticas que pueden ayudarlo en el control de su enfermedad y tener una mejor calidad de vida.

EDICIÓN

CDMX

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES