La Banquetera

Vie, 25/03/2016 - 05:00

Nadie imaginó que un hot dog pudiera ser el fiel representante de una nacionalidad. Pero en Hot Dog Ramírez hacen tu sueño realidad. Entre frijoles nadando en jugo de carne picante, papas mezcladas con elote y tocino, y hasta salchichas cubiertas de salsa al pesto y queso parmesano, en este local sacan lo mejor de cada salchicha cubierta de pan.

La revolución de este platillo nació dos años y medio atrás. Josafat de la Rosa, un joven mexicano, y Timoteo Martín, un argentino cocinero, buscaban un proyecto nuevo después de cerrar sus restaurantes; entre pláticas y planeaciones, eligieron el hot dog como su especialidad. De la idea nació un foodtruck, que vivió entre kermeses, fiestas y en la Cibeles, hasta que un buen día se alojaron en un bazar.

El camión de comida se volvió un éxito. Cientos de comensales no se hacían esperar para probar sus excéntricas combinaciones: salchichas envueltas en pan, bañadas en ingredientes que representan cada nacionalidad. "A la gente le gustó mucho la idea y cuando pusimos el local, comenzamos con sólo ocho sillas en la parte de arriba y con cuarenta personas esperando para comer, eso fue todo", menciona Josafat.

Hoy, en su local principal, Leonardo Ramírez, un chef mexicano que creció en Estados Unidos, da vida y atiende su afamado lugar. Llegó por casualidad en busca de trabajo y el parecido con el logotipo le hizo saber que los Ramírez era su destino.

Leo encabeza la cocina y te saluda con un "how are you?" y una sonrisa, mientras ofrece su variedad de platillos por menos de 100 pesos. Primero eliges tu pan, puedes optar por uno con ajonjolí, de parmesano, blanco y hasta de finas hierbas. Luego viene la salchicha: frita, hervida, Frankfurt o argentina, y después... viene lo mero, mero.

Puedes optar por el italiano, que con un sabor fresco combina la pasta al pesto con una salsa de tomate italiana; se cubre con aceitunas negras y una capa de queso parmesano rayado. Es ideal para los que buscan sazón, pero sin sentirse pesados después de comer.
El mexicano es otra opción. Ataviado con una salsa de guacamole fresco y totopos. O el brasileño, con puré de papa, se deshace en la boca y complementa su sabor con elote amarillo y trozos de chicharrón de tocino; pero la especialidad del lugar no tiene igual.

El chilli beans. Un hot dog gigante en proporción, bañado en una salsa cinco-cinco. De cinco chiles combinado con chocolate, canela, frijoles y carne molida, que se deja reposar durante cinco horas y se cubre con queso cheddar. Te ofrece un sabor que te hace salivar desde el momento en que toca tu lengua. ¡No lo puedes dejar de probar!

PALADARES
"Conocí el lugar por accidente porque vi que vendían hot dogs. Me pareció parecido a uno que conocí en Los Ángeles. ¿El favorito?, Chilli Beans".
Omar Loza
Comensal.

"Tengo año y medio de conocerlos, son muy ricos y los recomiendo ampliamente. El Chilli Beans Ramírez es el mejor".
Omar Mendieta
Comensal.

DÓNDE
Visítalos de lunes a a sábado a partir de las 12:00 en avenida Chapultepec #530, en la colonia Roma Norte.

En Hot Dog Ramírez puedes saciar tu hambre y tu gusto por las salchichas

 

EDICIÓN

CDMX

20/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

20/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

20/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

20/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES