Cómo cuidarse del cáncer de próstata

Mar, 24/09/2013 - 05:00

El cáncer de próstata es un tipo de tumor que puede crecer tan lentamente que va a pasar desapercibido y sin hacer daño, o tener un comportamiento agresivo con invasión a otros órganos y terminar con la vida. En México, por cada 100 hombres que mueren por cáncer 16 son debidas al cáncer de próstata y nueve de cada 10 defunciones ocurren por arriba de los 65 años de edad.

Hoy día, la mayoría de los expertos, así como la Organización Mundial de la Salud, no recomiendan la detección del cáncer de próstata con antígeno prostático en hombres sin síntomas, porque es una prueba que no diferencia cuál cáncer será agresivo y cuál no, como tampoco es posible saberlo al momento del diagnóstico. Así, muchos hombres serán tratados de manera innecesaria.

Esto pudiera no ser importante, pero no es así. Por el lugar donde se localiza, el tratamiento del cáncer de próstata puede dejar secuelas importantes en la vida sexual o llevar a complicaciones que ponen en riesgo la vida. Así, por cada mil hombres que se hacen la detección con antígeno prostático por 10 años, 110 van a ser diagnosticados con cáncer; de éstos 45 no hubieran tenido ningún problema con el cáncer si no se lo hubieran detectado, pero por el tratamiento, 15 pueden perder las erecciones, nueve quedarán con problemas para orinar y uno tendrá un evento cardiovascular importante.

La pregunta es: ¿si la detección no es una opción, cómo poder evitar morir por cáncer de próstata? Son dos las formas en las que los hombres pueden cuidarse:

1. Conoce y evita los factores de riesgo.

Desafortunadamente el factor de mayor riesgo es la edad y no la podemos modificar; otro factor importante es el hereditario, mientras más familiares cercanos (padre, hermanos) han tenido cáncer de próstata mayor es el riesgo. Lo que sí se puede cambiar es la dieta: los hombres que comen alimentos con alto contenido en grasa animal o carne tienen mayor riesgo, mientras los que llevan una dieta rica en frutas y verduras lo disminuyen.

2. Conoce los síntomas de alarma y consulta al médico/a.

La idea es diagnosticarlo en las primeras etapas, cuando comienza a dar síntomas. Las molestias son iguales que cuando crece la próstata de manera benigna, por lo tanto si tienes estas molestias lo más probable es que no sea cáncer, sin embargo, es necesario acudir al médico y recibir el tratamiento adecuado. Los síntomas pueden ser:

· Disminución del chorro de la orina.

· Aumento en la frecuencia de orinar, sobre todo de noche.

· Dificultad para comenzar o detener la orina.

· Chorro de la orina delgado o que se detiene bruscamente.

· Dolor o ardor mientras se orina.

· Sangre en la orina o el semen.

· Dolor en la parte baja de la espalda o en el vientre bajo que no desaparece o en la parte superior de las piernas.

· Dificultad para tener erecciones o eyaculación dolorosa.

Para tener un diagnóstico, se debe hacer una exploración física con tacto rectal, también se justifica el uso del antígeno prostático y otros exámenes que pueden ser necesarios. Si con la revisión y tratamiento del médico general se descarta cáncer pero continúan los problemas lo que sigue es el envío con un médico especialista que en este caso es el urólogo.

Acude a tu unidad o clínica de salud. Infórmate.

[email protected]
Twitter: http://twitter.com/olgageorgina

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES