Las vacunas protegen la vida

Mié, 24/07/2013 - 05:00

Prevención es el nombre del juego cuando se habla de salud, y las vacunas nos ayudan a salvar vidas tomando medidas para evitar enfermedades, ya que la inmunización detiene males como la neumonía.

La aplicación de una vacuna puede salvar la vida de niños y adultos mayores, lo cual es muy importante ante la incidencia y tasa de mortalidad de las enfermedades neumocócicas, que se incrementa en gente que supera los 50 años, debido al debilitamiento del sistema inmunológico que acompaña al envejecimiento, entre otros factores.

Una dosis de vida

La protección de la salud tiene en la prevención un arma clave, por eso la vacunación en adultos es importante debido a que su capacidad para combatir enfermedades disminuye, lo que incrementa el riesgo de contraer males serios, pero prevenibles a través de la inmunización.

El asunto es que cada año, las vacunas evitan entre dos y tres millones de muertes en todo el mundo, según las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS).

En los últimos años, la principal enfermedad infecciosa entre la población adulta han sido las enfermedades respiratorias agudas, que afectan a 24 mil 204 por cada 100 mil personas de 60 a 64 años, y a 19 mil 600 personas de 65 años o más. Los males y enfermedades más frecuentes en esta población son las neumonías y bronconeumonías.

El neumococo es la primera causa de neumonía y genera una importante carga de enfermedad, particularmente en niños y adultos mayores de 50 años.

Los síntomas más comunes de neumonía:

• Tos (fiebre y escalofríos con temblores).

• Dificultad para respirar.

Otras señales más severas:

• Confusión, especialmente en las personas de mayor edad.

• Sudoración excesiva.

• Dolor de cabeza.

• Inapetencia, falta de energía y fatiga.

• Dolor torácico agudo o punzante que empeora cuando usted respira profundamente o tose.

En defensa propia

Ante el riesgo de contraer enfermedades causadas por el neumococo, incluyendo neumonía, es importante que los adultos mayores de 50 años acudan a vacunarse. Una sola dosis les ayudará a protegerles de las enfermedades causadas por esta bacteria.

En 2012, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó la vacuna neumocócica conjugada trecevalente, la cual está indicada para los adultos mayores de 50 años.

Este tratamiento incluye los 13 serotipos de mayor prevalencia asociados a la enfermedad neumocócica grave como meningitis, bacteriemia y neumonía y otras más como la sinusitis y otitis media.

Una de las ventajas de la vacuna conjugada es que permite generar células de memoria, que ayudan a mantener una protección a largo plazo. Las vacunas no son cosa de niños o viejos, la inmunización salva vidas de gente de todas las edades.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES