Binoculares

Mié, 24/07/2013 - 05:00

COMO SI NADA Ante la pasividad y tolerancia que las autoridades capitalinas han mostrado con los microbuses, los conductores de estas unidades han vuelto a las andadas. Después de que se prometió mejorar el servicio para aumentar la tarifa del transporte público hace varios meses, los operativos contra unidades en mal estado se quedaron en el olvido. Prueba de ello fue el accidente ocurrido ayer en la delegación Gustavo A. Madero, donde un microbús de la ruta 18 derribó un poste y embistió a un motociclista en la colonia Vasco de Quiroga. Aunque el mejoramiento del transporte colectivo se ha señalado como una de las prioridades de la actual administración, lo cierto es que el servicio sigue siendo deficiente y peligroso para usuarios y personas que se encuentran cerca de los microbuses.

SÁLVESE QUIEN PUEDA Donde la situación ya llegó al extremo es en el estado de Michoacán en el que no se ve la forma de abatir el problema de inseguridad. Después del asesinato de cinco personas, quienes protestaban frente a la presidencia municipal de Los Reyes, los ataques ahora se dirigieron contra grupos de policías federales que patrullaban en diferentes municipios del estado. A pesar de la violencia desatada durante los últimos días, el gobierno local, encabezado por Jesús Reyna, ha brillado por su ausencia; al parecer el tema de la inseguridad le tiene sin mucho cuidado, pues el único asunto en el que las autoridades estatales se mostraron muy activas fue en el proceso para aprobar la solicitud de licencia de Fausto Vallejo.

LA INFECCIÓN La ausencia de las autoridades también fue notoria ayer en el estado de Morelos, donde un grupo de comuneros retuvieron al alcalde de Tepoztlán en sus propias oficinas. Aunque los manifestantes habían sido desalojados horas antes por la policía en la autopista La Pera-Cuautla, más tarde tomaron las instalaciones de la presidencia municipal, dejada a su suerte por los policías que habían levantado el bloqueo de la autopista; los inconformes se oponen a un proyecto de ampliación de la vía. La situación no es nada halagadora en la entidad que gobierna Graco Ramírez, pues además de que el crimen organizado se encuentra desbordado, la inconformidad de los habitantes crece y la policía ya demostró que también abandona a los alcaldes.

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES