Las cosas del pie plano

Mié, 23/10/2013 - 05:00

Un diagnóstico de pie plano puede sonar a una condena a la inactividad física, pues en ocasiones se entiende como un impedimento natural para hacer ejercicio, pero esto no es del todo cierto y lo primero que debe saber la gente es que se trata de una disminución del arco longitudinal del pie causada por alteraciones óseas, musculares o neurológicas.

El doctor Salvador Rivero Boschert, presidente del Colegio Mexicano de Ortopedia (CMO), dice que la causa más frecuente es la laxitud o aumento de la elasticidad de los ligamentos. Se estima que 20% de la población mundial no presenta desarrollo del arco en un pie o en ambos.

En malos pasos

Una creencia común es que el pie plano es culpable de dolores en las rodillas, en los tobillos o en la columna, pero esto no es así, salvo contadas excepciones.

“Una de esas excepciones se presenta en los deportistas de alto rendimiento, quienes pueden presentar dolores asociados en la rodilla o en los pies, por lo cual deben utilizar plantillas especiales”, dice José Fernando Torres Roldán, vicepresidente del CMO.

Y hay formas de atender el problema. De acuerdo al tipo de pie plano se pueden tratar con zapatos ortopédicos o con un plan de ejercicios adecuados y plantillas; éstas buscan mantener el apoyo adecuado y evitar cargas indebidas sobre el pie.

“Claro que la plantilla no debe utilizarse exclusivamente durante la actividad deportiva, deben ser permanentes para que el arco permanezca formado, más aún si se practican deportes como el futbol ya que aumenta la predisposición a los dolores por la sobrecarga en los tobillos, las rodillas y el mismo pie”.

En algunos deportistas se dan retracciones de los tendones (recogimiento), lo que predispone a sufrir dolores y entonces se requiere terapia para que no haya tanta molestia durante la actividad física.

En otros casos se presentan dolores luego de hacer ejercicios que también requieren de terapia y sobre todo de una rutina adecuada de estiramiento, calentamiento y enfriamiento.

Más mitos que realidades

Es importante escoger un calzado diseñado según la actividad o el deporte que se practica. Por ejemplo, los zapatos de entrenamiento mixto o de cancha son los mejores, ya que se acomodan a los movimientos de costado.

Rivero Boschert, líder del Comité Organizador del Congreso Internacional de Artroscopia y Medicina del Futbol, recomienda probar el calzado para verificar que tenga el apoyo correcto:

“Coloca los dedos del calzado en el suelo con el taco apuntando al techo; presiona firmemente el taco, y si se curva en el centro, no proveerá el apoyo adecuado.

Un calzado deportivo con una suela más rígida, más relleno y apoyo en el arco es necesario para la gente que sufre de pie plano”.

Apuntes clave

Los niños pueden tener dolor en el pie, el tobillo o la parte inferior de la pierna.

Los síntomas en los adultos pueden abarcar pies arqueados o cansados después de periodos prolongados estando de pie o practicando deportes.

Hay que tomar en cuenta también si el pie tiene inclinación del talón hacia fuera, desgaste rápido de los zapatos y dificultad para correr. Cualquier síntoma debe ser evaluado por un médico especialista.

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES