Osteoartritis una amenaza en el tiempo

La osteoartritis es un peligro para la gente conforme envejece, se trata de una enfermedad crónico-degenerativa de las articulaciones, de difícil tratamiento, escenario en cual el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) ha encontrado que puede hacerse un diagnóstico oportuno identificando una molécula relacionada con la destrucción del cartílago.

El investigador Juan Bautista Kouri Flores, que ha estudiado durante 16 años el comportamiento biológico de la osteoartritis, indica que este mal se da como resultado de la destrucción del cartílago y líquido sinovial de las articulaciones, lo cual provoca que el movimiento en las coyunturas lo haga el hueso, lo que se produce en un intenso dolor y rigidez.

Un paso adelante

El especialista del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav dijo:

“Lo que estamos proponiendo es emplear una molécula como blanco de diagnóstico temprano de la osteoartritis, de modo que se realizarían pruebas para detectarla en personas con alto riesgo (adultos mayores con obesidad o sobrepeso). De esa forma, podrían empezar un tratamiento con medicamentos que bloqueen esa molécula.

“Las pruebas in vitro que hicimos fue tomar una muestra de cartílago de roedores, les pusimos esta molécula y de inmediato se destruía el tejido. Cuando las bloqueamos con anticuerpos monoclonales comerciales comprobamos que no le pasaba nada al tejido”.

La detección de la molécula determinaría el desarrollo de la enfermedad, de modo que los científicos del Cinvestav proponen realizar la prueba en personas adultas con obesidad o sobrepeso para diagnosticar el padecimiento durante sus primeros estadíos, y así poder tomar acciones para revertir su avance.

Las cosas a futuro

El concepto de emplear esta molécula en el diagnóstico oportuno del padecimiento no se había propuesto con anterioridad, por lo que Kouri Flores decidió someterlo al registro de patente internacional, la cual se encuentra en proceso de análisis.

“El proceso de la enfermedad empieza con la transdiferenciación (cambio de acciones) de las células llamadas condrocitos, que de ser formadoras de tejido (cartílago) se convierten en su propio enemigo”, señala el investigador.

Ante la presencia de estímulos de agresión en las articulaciones, como puede ser una lesión o la carga constante que provoca el sobrepeso, los condrocitos tratan de defenderse, pero al seguir el estímulo destructivo este tipo de células empieza a sintetizar moléculas que destruyen al cartílago.

El padecimiento crónico-degenerativo está entre los de mayor incidencia mundial.

Puntos de partida

La osteoartritis tiene un origen multifactorial relacionado principalmente a la edad avanzada, sobrepeso y la práctica de ejercicios de alto impacto, aunque se presenta de manera más frecuente en el género femenino.

Afecta más a adultos mayores y es posible que en las próximas décadas se disparen los casos, por lo que investigaciones como la realizada por el Cinvestav pueden ser una diferencia significativa en la calidad de vida para millones de personas.

A diferencia de otras enfermedades similares, como la artritis reumatoide, la osteoartritis sólo afecta a las articulaciones y no otros órganos del cuerpo, por lo que su tratamiento puede estar orientado exclusivamente al cuidado de las articulaciones afectadas.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES