Reformas abolladas

Vie, 23/08/2013 - 05:00

Que son violentos: sí, han dado varias muestras. Que son unos vándalos: también, los vimos la noche del lunes destrozar autos y tundir a policías federales en el recinto de San Lázaro. Que no respetan los cauces institucionales: cierto, suelen imponerse con bloqueos callejeros.

¿Pero los disidentes de la CNTE son violentos, vándalos e intolerantes nada más porque sí o lo son por consigna o acaso por sus dogmas ideológicos? Como todo grupo humano son manipulables y manipuladores, pero es preciso no perder del radar que la burra no era arisca...

Años de marginación, de abandono, de confrontación con el aparato sindical caciquil más grande de América Latina (el SNTE); días y más días de engaños, tomaduras de pelo de la autoridad y rencor social están en el fondo de ese método de lucha social y política a la que consideran han sido orillados.

Violentan el Estado de derecho que los ha violentado, actúan expulsados por instituciones que ofrecen cauces de solución con atrofia, desprestigiados y débiles. Y no se trata aquí de justificarlos sino de intentar entender el planteamiento de un problema para solucionarlo correctamente.

Muchas son las voces que exigen a los gobiernos federal y capitalino el uso de la fuerza pública porque afectan el derecho de los demás y sabotean, como ha sido el caso, las tareas del Congreso de la Unión.

Si las autoridades así lo hicieran ¿resolverían el problema o lo agravarían?, ¿cuántos más saldrían a las calles con esa u otras banderas? Con el ánimo social tan crispado y enfrentado ya resulta impredecible.

El caso es que la CNTE dobló de entrada al Congreso: bloqueó sus recintos y mandó a sus diputados y senadores a sesionar en una sede alterna, los llevó a sacar del periodo extraordinario la discusión de la Ley del Servicio Profesional Docente, que establece los mecanismos de evaluación y castigo a los profesores.

Los coordinadores parlamentarios lo ofrecieron para que se levantara el plantón y se instalara el Congreso General, pero los disidentes mantuvieron y mantienen el bloqueo. Burlados y enfadados, esos mismos coordinadores acordaban anoche volver a subir el tema a la agenda del extraordinario y en su caso aprobarlo.

Y así, mientras se tensa el panorama, la CNTE ya abolló la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, testereó de paso la iniciativa de reforma energética (que podría enfrentar movilizaciones similares o mayores después del mensaje de que es posible revertirla desde la protesta social) y parece estar por expedir el acta de defunción del Pacto por México.

Vienen horas difíciles y muy peligrosas.

Instantáneas

1. AFECTACIONES. Junto al Palacio Legislativo de San Lázaro está el Palacio de la Justicia Federal. De manera que el bloqueo de la CNTE también paralizó a 14 tribunales colegiados en materia civil, 15 tribunales colegiados en materia de trabajo, un tribunal unitario civil y administrativo, 14 juzgados de distrito de amparo penal, 13 juzgados de distrito en materia civil y cinco juzgados de distrito en materia de trabajo. Cuatro mil personas no han podido ir a laborar a ese centro judicial y otras 4 mil no han podido desahogar sus asuntos en los plazos jurisdiccionales.

2. EL MARATÓN de la ciudad de México es otro de los afectados por la movilización de la CNTE. Los disidentes decidieron no mover su campamento del Zócalo, sitio que tradicionalmente marca el arranque de la carrera. Ahora tendrán que salir del Hemiciclo a Juárez.

3. NUBARRONES se ven en la economía. Datos del Inegi indican que en el primer trimestre de este año la economía creció 0.03% (prácticamente nada) y en el segundo decreció 0.74%. Eso empieza a acercarse a lo que los libros de macroeconómía consideran recesión.

4. LIBRO. Toda una revelación ha resultado el libro Las enseñanzas del corazón (editorial Diana), de Francisco Ríos Zertuche, quien se separa un poco de su condición de político para proponer que el manejo de las emociones debe ser incluido como una asignatura obligatoria en el sistema educativo mexicano. Es un libro de lectura familiar que muestra precisamente eso, cómo manejar las emociones y desechar los defectos de carácter. Un libro basado en un hondo conocimiento de la naturaleza humana y muy recomendable.

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES