Alimentos orgánicos, un lujo

Jue, 23/05/2013 - 00:00

Las modas no conocen fronteras y se imponen en el vestido, las joyas y la música, entre muchas actividades de la gente, donde incluso no escapa la alimentación, que hoy vive el momento de los alimentos orgánicos, de los cuales se dicen maravillas, pero también que no son otra cosa que las frutas, verduras y otros productos como los de antes, pero muy caros.

Existen mitos sobre el tema, ya sea por falta de información o por desconocimiento, asunto sobre los que reflexiona Tania Aguilar López, nutrióloga del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg´s (INSK), quien para comenzar dice que se debe saber qué es un alimento orgánico.

Cultivos naturales

Se consideran orgánicos aquellos productos agrícolas que han sido cultivados sin el uso de pesticidas, fertilizantes o transgénicos, así como a los de granja que han sido alimentados con productos orgánicos y que no han utilizado antibióticos u hormonas para su crecimiento, indica la experta.

Es común que se crea que lo orgánico es natural, agrega para aclarar que hay que diferenciar productos estrictamente orgánicos y los que utilizan ingredientes de manera natural y sin conservadores o aditivos.

Hoy en día ya se pueden encontrar alimentos con leyendas como: sin hormonas, regado con agua de pozo profundo, sin colorantes ni endulzantes artificiales, “no obstante, esto no significa que sean orgánicos”, alerta.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos dice que un alimento orgánico debe ser de al menos 95% sin pesticidas, fertilizantes, transgénicos, hormonas o antibióticos.

Se puede decir que un producto contiene “ingredientes orgánicos” cuando al menos 70% de él es elaborado con alimentos de este tipo. Su identificación, no obstante, no es una actividad sencilla en México, toda vez que no existe una ley que regule la declaración de un producto orgánico.

¿Son más saludables?

Muchas investigaciones han revelado que el contenido nutricional de los alimentos orgánicos, versus los alimentos convencionales, es el mismo, explica Tania Aguilar López.

Algunas personas afirman que los alimentos crecidos sin pesticidas y fertilizantes potencian sus mecanismos de defensa, lo que les da mayor cantidad de compuestos bioactivos que son buenos para la salud.

En el caso de los animales de granja que han sido tratados con antibióticos, se cree que el uso de éstos podría estar asociado a una posible resistencia a los antibióticos por parte de las personas que consumen los productos de estos animales.

Se ha determinado que el valor nutritivo de los alimentos es el mismo y lo más recomendable es lavar las frutas y verduras muy bien para eliminar cualquier residuo de químicos, mientras que en el caso de los alimentos de origen animal, vale la pena consumir productos de granjas certificadas (marcas comerciales de pollo, carne y huevo) donde existe una adecuada regulación de las cantidades de antibióticos administrados, explica.

La nutrióloga del INSK cuenta que alimentos orgánicos pueden brindar beneficios como estar menos expuesto a químicos, hormonas y antibióticos, o consumir alimentos que han sido producidos de una manera “más amigable” con el ambiente.

 
EDICIÓN

CDMX

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES