Rendija

Mié, 23/03/2016 - 05:00

Esta cualidad le valió al señor una golpiza de seis contra uno, sin que ninguna de las 30 o 40 personas que pasaron por el lugar hicieran nada.

Este lunes, el viejo salió de la estación del metro Múzquiz, y caminaba rumbo a casa; pasó por la misma esquina del verificentro, cerca del Toks, enfrente del Soriana, la misma esquina en la que, en el lapso de unos minutos, suelen caminar entre 30 y 40 personas. Ahí, en plena luz del día vio cómo seis gandallitas que suelen haraganear por la zona golpeaban a un individuo. Este último ya se encontraba semiinconsciente, en el suelo.

El señor, a pesar de los 70 años, los encaró; les dijo que dejaran de patearlo. La osadía le valió una golpiza para él mismo. Nadie lo ayudó. Ni siquiera cuando esos hombrecitos cobardes (de qué otra forma se puede llamar a tipejos que se sienten tan valientes como para atacar, en razón de seis a uno, a un hombre de 70 años) lo dejaron tirado en el suelo y él solo debió levantarse como pudo.

América está consiente de que no es prudente lo que hizo su papá. "Me desanima mucho saberlo solo, indefenso", refiere. Sin embargo, el miedo a lo que pudiera pasar cuando su padre alza la voz no rebasa un sentido de cierta ética, de hacer el bien: "¿Cómo es posible que seis tipos golpeen a un hombre y nadie haga nada?", se duele. Todos los que pasaron por ahí fueron víctimas del miedo, o la indiferencia, o el "mejor no me meto".

Hace unas semanas en esta columna también se relató la historia de Yoshi Maeshiro, quien por tratar de auxiliar a una mujer agredida en una calle de la delegación Benito Juárez, resultó golpeado por un tipo. Ahí, fue la policía quien recomendó al joven que "no se meta en lo que no le importa".

Yoshi y el padre de América, ¿son idiotas o héroes? Quizá la mayoría piense lo primero. Sin embargo, ¿no es precisamente ese miedo a involucrarse, a defender a un desconocido frente a la injusticia, esa apatía la que ha permitido que en esta ciudad, este país, los mafiosos, los criminales, los corruptos, los delincuentes reinen, mientras que los ciudadanos de a pie, los trabajadores, los estudiantes, las amas de casa, los empleados, los pequeños comerciantes somos robados, vejados, secuestrados, asesinados impunemente?

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES