Paternidad, sueño de millones

Jue, 22/08/2013 - 05:00

La infertilidad atormenta a millones y millones de parejas en el mundo, y algunos datos indican que el problema alcanza entre 15 y 20% de toda la gente del planeta. La imposibilidad de procrear tiene en 20% de los casos un origen indeterminado, es decir que puede tener origen en la mujer o el hombre.

De los casos diagnosticados, 40% indica que el problema se atribuye a la mujer y otro 40% al hombre, informa Ana Julia Antonio Suárez, profesora de la Facultad de Medicina de la UNAM.

En busca deser padres

El deseo de procrear ha dado lugar a la proliferación de clínicas de fertilidad que ofrecen técnicas propias de la biología de la reproducción humana para ayudar.

La biología de la reproducción es una subespecialidad de la ginecología que atiende a quienes sufren infertilidad, entendida como la incapacidad que tienen los individuos sexualmente activos, y sin protección en el coito, de producir un embarazo en un periodo de 12 meses, explica.

Cuando se diagnostica infertilidad, se hacen estudios para determinar el tipo de tratamiento que se empleará para intentar un embarazo, como inseminación artificial o la fecundación in vitro. En el primer caso, el éxito es de 30%, y hasta 40% en el segundo.

Origen del mal

Las causas más frecuentes de infertilidad en una mujer son infecciones en el tracto genital y endometriosis, que es la implantación de glándulas endometriales fuera del útero, señala.

En los hombres, la más importante es la oligospermia, cuando el semen disminuye en la cuenta de espermatozoides y dificultades en su movilidad.

La profesora de la Facultad de Medicina dice que en la actualidad las mujeres retrasan el embarazo por razones profesionales y la maternidad ocurre después de los 30 años, lo que constituye un factor importante para la disminución de óvulos fértiles.

Antonio Suárez cuenta que hay casos de hombres con cáncer testicular que antes de someterse a algún tratamiento extraen los espermatozoides para procrear hijos en años posteriores.

La especialista menciona que quienes deciden someterse a un tratamiento de infertilidad deben prever que la clínica esté certificada por la Asociación Mexicana de Biología de la Reproducción, y que el médico, efectivamente, sea biólogo de la reproducción.

Técnicas de hoy

El uso de nuevas tecnologías se une a técnicas como fecundación in vitro: extraer los óvulos y esperma, concentrarlos y juntarlos. Ahora, se utiliza la inyección intracitoplasmática para introducir el espermatozoide al óvulo y esperar a que las células se junten y sean un blastómero para introducirlo en el útero.

El embarazo producido por medio de alguna de estas técnicas es considerado de alto riesgo, principalmente cuando se trata de mujeres que han tenido abortos repetidos o son mayores de 35 años.

Son raras las complicaciones que se han encontrado con el uso de las distintas técnicas de diagnóstico, pero se puede presentar dolor pélvico, náusea, vómito, fiebre, infecciones y perforación uterina, alerta la experta.

EDICIÓN

CDMX

26/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

26/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

26/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

26/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES