Multiplicar el poder del conocimiento

Mar, 22/07/2014 - 05:00

Uno de los primeros hallazgos que el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, AC (FCCyT) obtuvo hace dos años, al analizar el grado de organización, expresión y representatividad de las comunidades de ciencia, tecnología e innovación (CTI) fue que éstas no se sentían satisfechas en su relación con los tomadores de decisión, en especial las instancias de Estado y de gobierno.

Casi ningún académico, empresario o ciudadano considera aún hoy día que sus expresiones, demandas y propuestas estén plenamente atendidas; o que sus propuestas o demandas fuesen adecuadamente canalizadas.

El Foro Consultivo puso manos a la obra para enfrentar el enorme reto que significa representar y dar voz a las expresiones de las comunidades de CTI, y como resultado de la consulta permanente con ellas, se replanteó cómo cumplir tres de las más importantes funciones para las que fue creado: primero, brindar asesoría en el diseño e instrumentación de políticas públicas que hagan del conocimiento el detonante del crecimiento económico y el bienestar social de México; segundo, contribuir a definir un presupuesto adecuado para alcanzar metas de incremento y calidad en investigación científica, desarrollo experimental y aplicación de innovación en el sector productivo, y tercero, evaluar y medir efectividad y eficiencia, o la falta de ellas en la consolidación una política pública (de abajo hacia arriba) en CTI, y así producir crecimiento económico, social y cultural inclusivo y sostenible.

Con estas directrices como mapa de ruta, en los últimos dos años y de manera gradual, el Foro Consultivo ha logrado insertar mejores prácticas para que las comunidades de CTI puedan transitar de enfoques verticales, dependientes y dispersos, hacia esquemas de relación y de acción horizontales, independientes e incluyentes; en especial, la transformación de tradicionales formas de trabajo (de arriba hacia abajo) por otras más innovadoras, como la apertura de espacios para el pensamiento estratégico que permitan la generación de consensos y la participación conjunta de actores e instituciones de ciencia y tecnología.

También, y de modo frontal, la identificación de las condiciones propias de cada entidad federativa o región para impulsar masas críticas (investigadores, emprendedores, académicos y funcionarios) que puedan usar el conocimiento de CTI como fuentes de producción y de actividades de innovación, con base en las capacidades y características de desarrollo que posea cada estado o región.

Y hacer todo esto con una visión inclusiva y de largo plazo; sustentable y sostenible; que tenga claro que sin una cultura ciudadana compatible con el conocimiento, no hay manera de crear condiciones de bienestar ni equidad.

EDICIÓN

CDMX

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES