El parto es cultural

Vie, 22/03/2013 - 00:00

A la mujer se le ha enseñado a temer al parto y tomar como opción la cesárea, pero parir es un acto natural que se puede dar sin dolor

Que el parto es algo natural, todo el mundo lo dice, pero parece que pocos lo creen, en especial las mujeres mexicanas que a últimas fechas toman la cesárea como una opción de parto, más que como medida de emergencia.

Lourdes Bornacini, instructora certificada de HipnoParto en México, asegura que el parto es algo cultural; “las creencias marcan el estilo de vida y marcan a la persona en las capacidades que puede desarrollar. Los médicos te empiezan a poner etiquetas y es cuando la mujer piensa que su cuerpo ya no va a responder o a funcionar bien y hacen que, efectivamente, su cuerpo no responda”.

En México, detalla, la cifra oficial de cesáreas ronda los 50% o 60% de los nacidos y en la práctica privada llega hasta 85%, “basta hablar con la gente y las mujeres te dicen: yo programé mi cesárea, y la programan por cualquier cantidad de razones, hasta porque tenían que entrar en un vestido de fiesta y necesitaban estar delgadas, pero no por una emergencia.

Sin embargo, explica, parir es una función tan natural del cuerpo como hacer la digestión. “Es una función fisiológica, normal y natural del cuerpo de una mujer. Por ello, hay que tomar conciencia de que si eres una mujer saludable, con un embarazo saludable y un bebé saludable, tienes 95% de posibilidades de que todo salga bien para el trabajo de parto”.

Pero uno de los pretextos más socorridos para recurrir a la cesárea es el miedo al dolor, difundido y exagerado por series televisivas y películas, que predisponen a las mujeres a tener horror de parir y, llegado el momento, al combinar miedo con el esfuerzo del alumbramiento, los dolores aparecen.

Sin embargo, el método de HipnoParto ha demostrado que es posible parir sin dolor o, de menos, moderándolo considerablemente. Se trata del uso de la hipnosis, que no es otra cosa más que “hacer que en la mente, las ideas negativas sobre el parto se sustituyan por positivas que permitan a tu cuerpo trabajar de manera natural, sin violencia y éste fluya”, ya que la hipnosis es un estado mental y físico en el que “cambiamos” la forma de funcionar de la conciencia.

Por ello, explica, se trabaja con las limitantes de la futura maternidad y del parto, “esto hace que te abras a una nueva experiencia. Saturamos al cerebro de mensajes positivos en torno a la experiencia del parto para que, justamente, tengas una experiencia positiva, y cabe aclarar que durante la hipnosis no hay ningún tipo de pérdida involuntaria de control. Durante el estado hipnótico, el sujeto es dueño de sí mismo y no hace sino aquello que acepta hacer”.

“El HipnoParto lo que hace, sin importar la edad, es quitar los mitos y miedos en torno al parto y tomar conciencia de la importancia y ventajas de éste y prepara a la mujer para lograrlo, enseñándole a llegar a ese estado de relajación y conciencia que permite parir de manera natural, con menos dolor”.

Además, este método le da un rol muy claro al compañero de parto e integra a la pareja. “El apoyo que recibes de tu pareja es fundamental, al papá le queda bien claro qué es lo que tiene que hacer en todo momento”. Y es que ella entra en un estado de concentración y relajación, y él le ayuda a hacerlo.

El estado hipnótico no difiere del estado de alta concentración conseguido con meditación o yoga. Por ello, no es magia, requiere de trabajo personal y mucha práctica, pero cualquiera lo puede lograr; “en Blossom, centro donde se imparten los cursos, se obtienen los materiales para practicarlo en casa e, incluso, propiciar anestesia para parir con amor y no con dolor”.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES