Sabor tan grande como su tamaño

Vie, 21/11/2014 - 05:00

Si hay algo que adorna el corazón de la colonia Romero Rubio, son sus gigantes “Flautas de la Glorieta”. Con 30 centímetros de sabor, estas largas tortillas enrolladas, doradas y rellenas de suave carne deshebrada, crujen y sacian los paladares de sus visitantes desde hace más de 50 años.

En este local, cocinar se vuelve un arte de gran habilidad. Con destreza, cuatro cocineros, doblan, fríen, voltean y preparan las famosas flautas. La enorme demanda de esta largo manjar y la preferencia entre los vecinos de la colonia, son prueba indiscutible de que su sabor es tan grande como su tamaño.

Fue Roberto Pimentel quien, siguiendo la receta de su padre, levantó este local que recibe alrededor de 200 comensales al día.

“Yo tenía nueve años cuando mi papá y mis tíos empezaron con las flautas. Mi abuelo las vendía en la colonia Guerrero, pero nos pasamos para acá y la tradición ha seguido. Hoy a mis 57 años, las tengo por tercera generación, y espero pasársela a mis hijos”, asegura Pimentel.

Al acercarse al local, el apetito se abre. Y es que en los alrededores se expande el olor que surge al sumergir las tortillas, que abrazan la carne deshebrada, en el aceite para freírlas. Roberto cuenta que entre sus clientes hay aquellos que se comen tres, pero también quienes logran echarse hasta diez.

Con baños de espesa crema casera que escurre entre las paredes del maíz y con tiras de lechuga, fresca y recién cortada, por encima de su figura alargada, estas flautas resaltan no sólo tamaño, sino extenso e interminable sabor.

Y es que aun sin importar que se movieran de lugar, el jugo de la carne condimentada, protegida por su tortilla bien dorada, sigue conquistando con la misma fuerza y con el mismo sazón con el que se inició la tradición.

Aunque este clásico de la colonia ofrece únicamente sus grandes flautas desde 1957, también te da a elegir entre sus dos presentaciones. Por sólo 13 pesos, puedes escoger las sencillas, que por baratas no son pobres en ingredientes.

Pero si lo tuyo es la exageración, por 20 pesos puedes llevarte las “gigantes especiales”, que con su doble ración de carne envuelta en la tortilla de maíz se convierten en el mejor de los manjares.

Su salsa no se queda atrás, pues molida en molcajete y sin pasar por la cocción, se convierte en el acompañante ideal para aderezar estas flautas que, como dicen los comensales, son inigualables.

PLATO ESTRELLA
ÚNICAS
En este lugar no hay variedad, pero te garantizamos que con lo que pruebes te darán ganas de regresar


PALADARES
"Nosotros venimos como desde hace seis años. Cuando se movieron, los seguimos hasta acá, aunque saliera la competencia. Me gusta mucho todo el sabor de la carne y, sobre todo, la salsa porque está muy rica". Mónica León Martínez.

"Ya llevamos como 15 años viniendo. Ni la salsa ni los tacos los encontramos en ningún otro lado; yo a veces quiero hacérselos en la casa y no me sale. Por eso venimos aquí. Mi esposo lo conoció primero porque andaba mucho en la calle, nos trajo, y desde ahí tratamos de venir juntos. Pero cuando no está, mi hija y yo nos venimos sin él. Mi hija hasta parece que nació aquí, es la más tragona de todos". Guadalupe Cobarrubias


DÓNDE
Romero Rubio entre la calle Asia y la glorieta África. Prueba su sazón tradicional todos los días de10:00 am. a 7:00 pm.

 
EDICIÓN

CDMX

19/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES