Oír bien, una necesidad permanente

Mié, 21/08/2013 - 05:00

En un mundo invadido por el ruido, donde el estruendo es una característica y en el cual la música, sirenas de ambulancias, anuncios propagandísticos y todo tipo de sonidos superan los decibeles recomendados para el oído humano, multitudes se quedan sordas en el planeta.

Expertos en el tema explican que con el paso del tiempo las personas pierden de forma natural algún grado de audición; el hecho de estar expuestos a ruidos comunes como el tránsito, discotecas, conciertos o audífonos con demasiado volumen puede anticipar e intensificar la pérdida auditiva.

PRUEBA PREVENTIVA

Hay que cuidar la audición y prevenir cualquier riesgo, escena en la que "una audiometría es una prueba que permite evaluar las capacidades auditivas de una persona; no es necesario realizarla hasta presentar síntomas de gravedad, pues precisamente la intención es determinar el alcance de audición o, en su defecto, la magnitud de alguna pérdida auditiva", explicó Gonzalo Corvera Behar, director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología (IMON).

Esta organización que se dedica al diagnóstico y tratamiento de problemas de audición, según su directivo, aplica un examen que lleva a cabo en una cabina con aislamiento sonoro, mediante un audiómetro con el cual es posible enviar al paciente sonidos de distintas frecuencias e intensidades.

Inclusive mide el lenguaje a distintas intensidades, con lo cual se logra no sólo determinar el umbral de audición, sino que se puede saber en dónde está localizado el daño cuando existe.

DESDE BEBÉS

En niños pequeños, menciona, se realizan técnicas especiales con las que el personal especializado de IMON ha logrado realizar audiometrías confiables en bebés de menos de un año de edad.

"Absolutamente todos somos propensos a perder audición, y la posibilidad se incrementa en el ejercicio de algunas profesiones expuestas a ruidos excesivos y, por lo tanto, dañinos, por ejemplo: meseros, policías de tránsito, trabajadores en aeropuertos y fábricas, entre otras", alerta el experto.

En su opinión, aun quienes trabajan en otros medios están expuestos a la contaminación acústica de la ciudad, que es alta. Por ello, es recomendable realizarse una audiometría por lo menos una vez al año, de esta forma será posible tomar medidas preventivas a tiempo.

EL TRABAJO DE LA CIENCIA

El Instituto Mexicano de Otología y Neurotología fue creado en 1993 por Gonzalo Corvera Behar y diagnostica y atiende enfermedades del oído y estructuras conexas que afectan a la salud auditiva. Lo anterior comprende pérdida auditiva de todo tipo: mareo, vértigo, desequilibrio, parálisis facial y acufeno.

Es precursor del implante coclear en México con más de 700 colocaciones realizadas a la fecha.

Cuenta con el mejor equipo multidisciplinario para la atención de estos padecimientos y se ha esforzado por informar a la sociedad sobre la atención correcta y a tiempo.

EDICIÓN

CDMX

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES