El Metro y las fallas de CAF

Vie, 21/03/2014 - 05:00

Hoy comparece ante la ALDF el director del Metro, Joel Ortega, y mucho tendrán que preguntarle los legisladores capitalinos a quien denunció las graves anomalías en obra civil y trenes, que obligaron al cierre de 11 estaciones de la línea 12, la obra emblemática del ex jefe de gobierno, Marcelo Ebrard.

Ojalá que los legisladores no pasen por alto el tema de los trenes arrendados a la española CAF en casi 53 millones de dólares cada uno, cuando los que se compraron a la canadiense Bombardier para la línea A costaron 14 millones de dólares.

Y hay más: CAF arrendó al Metro de Madrid trenes en 9.4 millones de dólares cada uno, según informa Expansión.com en nota publicada el 4 de septiembre de 2008, año en que se licitó la línea 12 del Distrito Federal. La diferencia, notará usted, es abismal.

Ya referimos aquí que la obra civil de la línea 12 (proyectada con dimensiones similares a las otras líneas en operación) tuvo que modificarse de acuerdo con las dimensiones de los trenes chinos fabricados por Norinco, empresa con la que ya estaba muy amarrado el ex director del Metro, Francisco Bojórquez Hernández. Incluso Ebrard viajó a China para verlos, pero una denuncia sobre la mala calidad de esos trenes llevó a que el contrato se entregara a la española CAF, cuyo equipo tiene dimensiones menores al de Norinco. De ahí la incompatibilidad de trenes y obra. CAF ha atribuido a esa incompatibilidad las recientes fallas de la línea 12, pero su apreciación no parece del todo exacta:

1. El modelo de trenes suministrado a la línea 12 por CAF es el FE-10. Ese modelo no aparece en el catálogo de la página web de la empresa española. Consultado por este reportero, un experto en la materia explicó que los proveedores de ese tipo de equipamiento usan un chasis universal al que le hace pequeños ajustes de diseño a pedido expreso del cliente. Oro por piedritas, como históricamente nos ha ocurrido con los españoles.

2. La fiscalía de la ciudad brasileña de Sao Paulo inició el 12 de agosto de 2013 una investigación sobre “un presunto cártel de empresas del sector ferroviario para repartirse el mercado y poner precios en el contrato de construcción y mantenimiento del Metro de Sao Paulo”. Este procedimiento habría operado entre 1999 y 2009 con la alemana Siemens, la francesa Alstom, la canadiense Bombardier y la japonesa Mitsui, según declaró el fiscal Marcelo Mendroni a la Folha de Sao Paulo.

3. En octubre de 2013 se difundió información de la polémica generada en Nueva Delhi, India, y en Riad, Arabia Saudita, ya que encontraron graves problemas de diseño y desempeño en los trenes del Metro de ambas ciudades, equipo arrendado por CAF.

Los legisladores de la ALDF no deben dejar pasar hoy la oportunidad para preguntarle a quien denunció este escandaloso caso de corrupción lo que podría configurar otro, ya con él al frente del Sistema de Transporte Colectivo, relacionado con la compra de radios y sistemas de comunicación para el Metro en 40 millones de euros (50 millones de dólares).

La licitación se hizo con bases dirigidas a Motorola con la mediación de la francesa Thales Group. Pero resulta que su responsable corporativo de prácticas éticas, Dominique Lamoureux, inició una investigación interna del contrato por los procedimientos que derivaron en la compra de los radios. El sistema, por cierto, que sustituye al ya existente, abarca también a la línea 12 que, de origen, ya contaba con un sistema de radiocomunicación por el que ya se habían pagado 816 millones de pesos.

Cuestionado sobre el tema vía el Infomex, el contralor del Metro, Luis Ángel López Vera, respondió que él no revisaba las bases de licitación por tratarse de cuestiones técnicas. ¿Se imaginan? Ese es el hombre que tiene a su cargo hasta ahora la investigación del espinoso tema de la línea 12 a menos que el contralor del GDF, Hiram Almeida Estrada, decida cambiarlo.

¿Dónde están en esto el auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, y el encargado de la Función Pública, Julián Olivas Ugalde? Podrían intervenir ya que para la línea 12 hubo recursos federales. Pero Portal justificó en su momento lo que hoy resulta injustificable y Olivas no ha dicho esta boca es mía.

Otra intervención podría venir de la SCT, para encontrarle solución al problema técnico, y en ello podría ayuda el subsecretario de Infraestructura, Raúl Murrieta Cummings, quien vaya que le sabe al tema.

EDICIÓN

CDMX

13/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

13/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

13/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

13/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES