Petróleo barato

Mié, 21/01/2015 - 05:00

Si nuestros gobiernos realmente estuvieran preocupados porque el país progresara, hubieran hecho uso del petróleo como palanca de la industria para generar riqueza en México, en lugar de servir para generar la riqueza en los Estados Unidos de Norteamérica, al exportar crudo y mano de obra barata, en busca del trabajo que no le garantiza su país.

Si los gobernantes no estuvieran interesados solamente en hacer negocios desde el poder con los procesos de privatización de nuestro patrimonio nacional, el petróleo mexicano serviría para incorporarle valor agregado en la cadena productiva, es decir, la mano de obra que tanto se requiere en nuestro dolido territorio. Por tanto, el petróleo barato debería servir para abaratar los productos que consumimos.

En lugar de ‘chatarrizar’ la industria petroquímica, como lo hicieron para privatizarla, serviría para desarrollar miles de productos derivados del petróleo como plásticos, bolsas, trastes, muebles, computadoras, discos, bolígrafos, pinturas, impermeabilizantes, jabones, cosméticos, ropa, perfumes, medias y condones, por ejemplo, tan necesarios para prevenir los embarazos no deseados, que se incrementan de manera alarmante en la población adolescente.

Con la caída de los precios del petróleo nos encontramos ahora más vulnerables, a partir de la reforma petrolera impulsada por la actual administración. Desafortunadamente, éste es el resultado de servir a los intereses de Estados Unidos de Norteamérica.

Para revertir la caída de los precios del petróleo, el año pasado los países productores de la OPEP discutieron sobre la posibilidad de un recorte de la extracción del crudo. En esa reunión, el ministro del petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, argumentó en contra de dicha propuesta, al considerar la rivalidad histórica con EU. El problema radica en las cuotas de mercado y el auge del crudo de esquisto.

Finalmente se rechazó bajar la producción de hidrocarburos por parte de esta poderosa petrolera. La OPEP acordó mantener su tope de producción de 30 millones de barriles al día, incluso arriba de su demanda programada para el 2015.

Francisco Garaicochea, jubilado de Pemex y presidente de la Asociación de Ingenieros Petroleros Constitución 1917, asegura que Arabia Saudita no es rival de Estados Unidos de Norteamérica, sino incluso se atreve a señalar que son aliados. Para tal aseveración recurre a un texto del periódico ‘Tampa Bay Times’, del 13 de marzo de 2014, donde el hijo del actor y ex presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, asegura que: “Mi papá no usó ni un arma. En los años ochenta, lo único que tenían los rusos era petróleo y mi papá consiguió que los sauditas inundaran el mundo con petróleo barato”.

Por lo tanto, al igual que hace años, Arabia Saudita y Estados Unidos de Norteamérica ofertan crudo barato, con lo que afectan a Rusia, quien es actualmente uno de los mayores productores de hidrocarburos a nivel mundial. Pero la caída de precios afecta a todos. Venezuela, país integrante de la OPEP, quien mantuvo la posición de reducir la producción de combustible frente a la crisis de los precios, llevó a su presidente Nicolás Maduro, a anunciar el recorte presupuestal para este año, incluidos los sueldos de los altos funcionarios de su gobierno.

En México es al revés, se aumentan los sueldos y hacen negocio, no les importa que le vaya mal al país, mientras ellos ganen dinero.

 
EDICIÓN

CDMX

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES