El recuento de los daños

Mié, 21/01/2015 - 05:00

La niña que es seducida por un hombre mayor, pero cuyas ilusiones de amor rosa, pronto toman colores más  oscuros. Tiene mil ángulos por explorar, pero hay uno que es, quizá, el más escalofriante: El paso entre ser víctima de abuso a ser victimaria o cómplice. Y este es también un fenómeno que ocurre demasiado seguido.

¿Qué es lo que pasó en cinco, diez, 15 años? ¿Qué cambios sufrió a lo largo de los años Gloria Trevi, desde el día que, como una chavita de 15 años rebelde, bonita y terriblemente talentosa, conoció a Sergio Andrade, de 29 años, hasta convertirse en el anzuelo para atraer a otras jovencitas y someterlas a esclavitud sexual?, ¿qué es lo que tiene que vivir una muchacha para pasar de víctima a victimaria?

En los casos de trata de personas para explotación ocurre frecuentemente: la adolescente enganchada, al cabo de unos años o meses, se convierte en enganchadora, se vuelve vigilante y espía de otras víctimas. Recuerdo en particular el caso de una joven de 22 años en Puebla; estará en la cárcel por años. Cuidaba a dos niñas de 14 años para que no se escaparan; lo hacía "por amor" a su pareja, el padrote de las tres. La mujer las amenazaba y las mandaba
violar cuando desobedecían. Las cárceles de mujeres están colmadas de estos casos.

Estas mismas mujeres, al ser interrogadas, responden que lo hicieron "por amor". La propia Gloria canta: "El recuento de los daños/holocausto de tu amor/son incalculables e irreparables/hay demasiada destrucción".

Demasiada destrucción. No sólo su carrera se desplomó, perdió una niña y pasó tiempo en la cárcel. La vergüenza y los señalamientos de una sociedad la persiguen. Su caso es tan parecido a las víctimas de trata.

¿Cómo habría sido la vida de Gloria si no se hubiera encontrado en el camino a Sergio Andrade?, ¿la joven de 22 años, madrota, violenta y criminal, habría sido todo eso de tener una infancia distinta?

Es urgente transformar los roles de género. Discutir, construir un nuevo concepto de amor, pero más importante: un nuevo concepto de mujer, quien es, antes que nada, un ser humano con capacidades y derechos para estudiar, trabajar, ser independiente, amar y dejar de hacerlo si lo desea, ejercer una sexualidad libre, soberana y responsable. Llegar a ser, en suma, una adulta plena. Y para que así sea, necesita ser protegida en su infancia y adolescencia.

EDICIÓN

CDMX

15/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

15/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

15/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

15/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES