Carta a una chica que planea escapar de casa

Muchos casos de trata de personas, feminicidios, desapariciones de mujeres. Casi todas las semanas platico con mamás que andan buscando a sus hijas. En muchas ocasiones, la niña fue secuestrada; en otras, la chica se escapó.

Las jóvenes que regresan con vida relatan qué las llevó a escapar: porque viven violencia en casa, porque tienen algún secreto que les da miedo contar a su familia -como un embarazo, un novio o el haber reprobado en la escuela-, porque su mamá en ocasiones espera que vivan como monjas, encerradas, y ellas quieren vivir, hacer amigos, enamorarse, conocer el mundo. Muchas chicas se van porque conocieron a un chico que les pidió que escaparan con él.

No hay estadísticas exactas sobre las desaparecidas. Pero de los casos que conozco, menos de la mitad de las chicas extraviadas son localizadas. De éstos, quienes regresan voluntariamente, lo hacen porque el novio resultó peor que los padres o porque quedaron embarazadas y fueron abandonadas. Otras regresan porque fueron obligadas a trabajar largas horas. Por supuesto, hay algunas más que son localizadas llevando una vida agradable.

De las que son rescatadas con vida de redes de trata de personas, más de la mitad se había ido voluntariamente por amor. Jovencitas, de entre 13 y 20 años, conocieron a alguien que las hizo sentir especiales, entablaron una relación y el chico les hizo una propuesta. Pero después las explotó sexualmente y les impidió escapar.

De las que son halladas sin vida, se sabe poco. En este país hay un índice de impunidad de crímenes de 99%. En raras ocasiones se detiene a los culpables.

Es la soledad, las ganas de vivir, la que los explotadores utilizan para ganar tu confianza. Pero recuerda que México es ya el segundo país con más trata de personas, donde grupos criminales se benefician económicamente de los más vulnerables. Y su presa favorita son las jóvenes. Antes de tomar una decisión, recuerda que no hay soluciones mágicas y siempre busca tu seguridad. Aunque el presente sea difícil, siempre asegura tu futuro.

Muchacha: Botón de flor, promesa de vida y de mundos, que debe aprender a caminar con paso seguro, en los linderos de este bosque.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES