Piedritas en el camino

Vie, 19/07/2013 - 05:00

Las recientes resoluciones del Instituto Federal Electoral (IFE) en materia de rebase de topes de campaña están dirigidas contra Andrés Manuel López Obrador, muestran el dolo y la mala fe de esta instancia y confirman que no se trata de un órgano autónomo, sino que recibe línea, que está supeditado y opera para los intereses del gobierno federal.

Se trata de un dardo venenoso que carece de fundamento jurídico y lógica. La resolución del IFE es contraria a lo que toda la sociedad vivió a lo largo del proceso electoral de 2012 y ofende la inteligencia de la ciudadanía. Lo que nos dice es que el que derrochó recursos a raudales no rebasó el tope de campaña, y quien se condujo de manera austera sí lo hizo. Se trata de un dictamen más surrealista que las pinturas de Dalí.

La gente vio el país inundado de espectaculares de Enrique Peña Nieto, los medios de comunicación dieron cuenta de sus traslados en aviones, en helicópteros privados, particulares, alquilados.

Se dio cuenta de la compra del voto por todas las vías posibles, desde las tradicionales entregas de despensas y materiales de construcción hasta la entrega de IPads y otras más sofisticadas que se realizaron, como la red de monederos Monex y Soriana, pero de eso no se habla en la evaluación del IFE.

Más aún, en el dictamen consolidado de la Unidad de Fiscalización del IFE se dice que en el pasado proceso electoral, Morena “buscó promocionarse y posicionarse ante la ciudadanía para, como ahora se sabe, presentar su registro como organización de ciudadanos que pretende constituir un partido político”.

Con lo anterior, el órgano electoral sienta un precedente para buscar obstaculizar desde ahora el registro de Morena, con un análisis que no le corresponde hacer, fuera de la realidad y buscando dirigir una acusación absurda en contra del Movimiento de Regeneración Nacional, organización que no tenía registro ni prerrogativa electoral alguna en el proceso del año 2012.

El dictamen del IFE muestra que hay dolo e intención de golpear a Andrés Manuel López Obrador. El objetivo es poner piedritas en el camino al registro de Morena.

Se busca que no exista ningún partido independiente en este país.

EDICIÓN

CDMX

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

20/08/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES